Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

47.- Tempestades muy peligrosas

Navegación por el Istro (Danubio), por el Erídano (Po) y el Ródano hasta desembocar en el Mediterráneo.

El regreso:


LA HUIDA. No obstante, Aetes no cumplió su promesa; incluso intentó pegar fuego al Argos. Pero Medea, por sus sortilegios, durmió al dragón que guardaba el vellocino y se escapó con Jasón, en la nave, llevándose a su hermano pequeño, Apsirto.

Aetes partió en su persecución. Para retardarle, Medea mató a su hermano y tiró sus miembros dispersos al mar. Aetes perdió un tiempo precioso recogiéndolos. Tras de lo cual, ya fue demasiado tarde para continuar la persecución.

EL DANUBIO. Durante ese tiempo, el Argos penetraba por las bocas del Danubio (el Istros) y subía por el río.

ADRIATICO Y LA TEMPESTAD. Por ese camino, llegaron al Adriático (la geografía de esta leyenda es bastante incierta). Zeus, en ese momento, levantó contra ellos una violenta tempestad. La pros del navío se puso a hablar y reveló que los Argonautas llevaban la pena del asesinato de Apsirto y que tenían que ir a hacerse purificar por Circe.

EL RIO PO. El Argos subió por el Po (Eridan).

EL RIO RODANO. Llegaron al Ródano y volvió a bajar hasta junto a Circe, en la isla de Aeaea.

LA ISLA DE AEAEA. En esta isla, Circe purificó a Medea, pero se negó a recibir a Jasón.

MAR DE LAS SIRENAS. Y el navío volvió a zarpar. Guiado por la propia Tetis, por orden de Hera, atravesó sin obstáculo el mar de las Sirenas. Orfeo cantó para evitar a los marinos la tentación de escuchar el canto de esos pájaros maléficos, pero uno de sus compañeros, Butes, prefirió a las Sirenas y saltó al mar. Afrodita le salvó y le estableció en la región de Lilibeo (Marsala).

ESTRECHO DE CARIBDIS. Continuando su ruta, y atravesando el estrecho de Caribdis sin daño.

LA ISLA DE CORCIRA. El Argos abordó Corcira, la isla de los feacios. Allí los argonautas encontraron una tropa de colquidianos lanzados en su persecución por Aetes. El rey del país, Alcinoo, rehusó entregar a Jasón y Medea, porque se probó que eran marido y mujer, y ya no dependían de Aetes.

LA SEGUNDA GRAN TEMPESTAD. Apenas el Argos abandonó Corcira, una violenta tempestad le lanzó a las Sirtes.

LAS SIRTES DE LIBIA. Llevando la nave sobre las espaldas, a través de las arenas, llegaron al lago Tritonis, cuyo dios, Tritón, les enseñó el medio de volver al mar.

CRETA. Cuando, en su camino, quisieron abordar Creta, tropezaron con un gigante llamado Talos, un “robot”, obra de Hefesto, que guardaba la isla por cuenta de Minos. Desde lejos lanzaba rocas enormes contra los barcos que se acercaban. Y, tres veces al día, daba la vuelta a la isla. Ese Talos era invulnerable, pero en el tobillo, bajo una piel muy espesa latía una vena de la que dependía su vida. Medea le hizo enfurecerse con visiones engañosas, hasta que consiguió que se desgarrara el tobillo en una roca, con lo que murió. Los Argonautas pudieron desembarcar, pasar una noche en la orilla y zarpar al día siguiente. Pero, en el mar de Creta, de repente quedaron envueltos por una espesa nube.

EL ISLOTE ANAFI. A ruegos de Jasón, Apolo les envió un chorro de fuego que les enseñó, muy cerca de ellos, un islote donde pudieron fondear. Dieron a ese islote el nombre de Anafi (la Revelación).

Cíclades: Conjunto de 56 islas entre las que destacan Amorgos, Anafi, Andros, Antíparos, Delos, Íos, Tzia, Kímolos, Kithnos, Milos, Naxos, Paros, Santorini, Sérifos, Síkinos, Sifnos, Syros, Tinos, Folégandros y las “Cíclades Menores”, que están constituidas por las islas Donousa, Irakliá, Koufonisia y Schinousa

GOLFO DE EUBEA. El golfo de Eubea o golfo euboico (en griego moderno, Ευβοϊκός Κόλπος, Evvoïkós Kólpos) es un brazo del mar Egeo, situado entre el litoral noreste de la isla de Eubea y el suroeste de la costa continental griega.

El golfo sigue dirección SE-NO y en la mitad, tien un estragulamiento, el angosto estrecho de Euripo, a la altura de la ciudad de Calcis (Khalkís), que casi lo divide en dos: el golfo norte de Eubea, de unos 80 km de longitud y unos 24 km de anchura, y el golfo sur de Eubea, con 48 km de largo y una anchura máxima de 14 km.

Vista del golfo en el estrangulamiento del estrecho de Euripo, mostrando las dos partes del golfo: el golfo norte y el golfo sur (la orientación de la foto es noroeste)

LLEGADA A IOLCOS. Luego, siguiendo la Eubea, el navío llegó a Iolcos, al cabo solamente de cuatro meses de viaje, llevando el Vellocino de oro.

EL ARGO FINALMENTE EN CORINTO. Jasón, después, fue a consagrar la nave, en Corinto, como exvoto a Poseidón.

Ninguna respuesta to “47.- Tempestades muy peligrosas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: