Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

42. La Piel o Vellocino de Oro

La meta del viaje que hemos hecho recorrer a Jasón y sus compañeros era conseguir el Vellocino de Oro. Es un objeto de valor, pero ¿cuál es su significado dentro del mito de Jasón?

A través del estudio de su papel en la leyenda de los Argonautas y de la comparación con aquellos otros viajes que, teniendo un sentido iniciático, tienen como objetivo la consecución de algo determinado, intentaremos del imitar el significado de la piel de oro.

Hesíodo (frag. 69 M-W=Eratóstenes, Catasterísi.nos, 19) dice que el camero que salvó a Frixo tenía la piel de oro. El que compuso el Egimio (frag. 299 M-W)65 asegura que Eetes acogió a Frixo por causa de la piel. Estas son las primeras menciones del Vellocino de Oro, relacionado con Frixo; pero no aparece su vinculación con Jasón y los Argonautas. Mimnermo, que se sitúa hacia mediados del siglo VII, ya dice expresamente que Jasón fue a Ea abuscar el Vellocino (frag. 11 Adrados).

La búsqueda y consecución del Vellocino de Oro se presenta como objetivo único de la expedición. En autores como Valerio Flaco (Argondutícas, 1, 39 ss.), Apolonio (1, 15 ss.), Diodoro (IV, 40), Apolodoro (1, 9, 16), la tarea impuesta por Pelias, el rey de Yolco, tío de Jasón, se presenta como una «misión imposible». Pero nunca se hace mención de por qué la piel dorada del camero de Frixo es tan importante como para estar custodiada de tal manera, por una serpiente que nunca duerme.

La piel de carnero, el Dios kóidion, en el mundo griego, posee usos oraculares66, pues se utilizaba para obtener el consejo del dios cuando los consultaptes se acostaban sobre pieles de cameros recién inmolados67.

Vestirse con la piel de un animal, según .1. Pley68, significaría absorber toda su fuerza. También la lana tendría un valor de purificación, lo que habría pasado a la Iglesia católica69, donde en los sacramentos de penitencia se utilizaban bandas que originalmente fueron de lana. Lo mismo sostiene J. Harrison70, al afirmar que la piel de una víctima ovina tenía influencia mágica contra la impureza.

En el monte Pelión, en Tesalia, un lugar muy relacionado con Jasón, se efectúa un ritual en el que las pieles tienen una gran importancia (Heráclides, II, 8; Dicearco, FrGh, II, 262). En la cumbre del Pelión está la llamada caverna de Quirón y el santuarío de Zeus Aktaios. Cuando asciende Sirio, en la época de la canícula, los ciudadanos en la flor de la edad suben allí. Van envueltos en pieles de carnero frescas. La interpretación de este ritual es muy variada. Desde que las pieles eran necesarias debido al intenso frío que hacía en la cumbre de la montaña (Heráclides, II, 8), hasta que se trataba de una ceremonia para conseguir lluvia o tiempo fresco durante el verano71. Sin embargo, W. Burkert72 ve en este ritual no una petición a la Naturaleza, sino la expresión de las exigencias de la comunidad para su propia existencia, haciendo que el hombre sacrificador, al vestirse con las pieles de la víctima, asuma este papel.

El Vellocino de Oro de la leyenda de Frixo ha sido considerado como una piel hacedora de lluvia, teniendo en cuenta que fue Nefele, la Nube, la que se lo entregó a su hijo cuando éste estaba a punto de ser sacrificado a Zeus para acabar con una sequía73. La unión del Vellocino con la leyenda de los Argonautas sería solamente una combinación poética. Estas explicaciones de tipo naturalista, aparte de que son bastante discutibles, no explican el papel del Vellocino en relación con Jasón. Teniendo esto en cuenta, se tomará entonces otro camino.

El Vellocino de oro, según casi todas las noticias que nos han llegado, había sido sacrificado a Zeus Fixio y regalado a Eetes, que lo consagró a Ares, bien en su templo (Higinio, Fób. III), o colgado de un roble en un bosque, también consagrado al dios de la guerra74. Sólo las Naupácticas, poema épico anterior al siglo V, diverge de esta opinión generalizada, al señalar que Medea, al huir, se llevó consigo el Vellocino, que estaba guardado en el palacio de Eetes (Naupácticas, frag. 9=escol. Ap. Rod., IV, 87).

El Vellocino de Oro tiene una doble dimensión. Por un lado, es el despojo de un animal sacrificado. Y por otro, es un objeto de valor, sea por su significación o por su composición. Las pieles de los animales sacrificados suelen quedar expuestas como signo del sacrificio. Es lo que queda de la víctima una vez que hombres y dioses han recibido su parte75. Pero ésta no es una piel normal. Es una piel de oro, y su propio valor y su posible significación como talismán de soberanía76 hacen que sea custodiada extraordinariamente o guardada en el palacio. Es decir, cualquiera que sea el emplazamiento que los distintos autores asignan a la piel, en el santuario de un dios o guardada en el palacio, responde perfectamente a la doble naturaleza del vellón del carnero de Frixo: tesoro inapreciable y despojo de un sacrificio.

Las interpretaciones que los diferentes autores han dado del Vellocino de Oro son variopintas. Ya en la Antigúedad comenzaron a darse los primeros intentos de «racionalización». Así, Diodoro (IV, 47) señala que Frixo en realidad hizo el viaje hacia la Cólquide en un barco que tenía la proa en forma de cabeza de carnero. Con él iba un acompañante, Crío, «el carnero», que al llegar a su destino fue sacrificado a los dioses y su piel fue expuesta en el templo. Más tarde, cuando Eetes recibió el oráculo según el cual su reino y su vida dependían de esta piel, la hizo cubrir de oro para que sus soldados la guardasen con más celo. Más tarde, el relato sobre Frixo se convertiria en mito.

Autores modernos, como J. Ramin, afirman, siguiendo a Estrabón (1, 2, 39), que la leyenda tiene un fundamento histórico: una incursión helénica en el mar Negro para aprovechar las riquezas mineras de la Cólquide. El Vellocino de Oro tendría su origen en el hecho de que las pieles de ovino se utilizaban para recoger el metal del fondo de los pozos77.

Para R. Roux, el Vellocino es un objeto de gran valor ritual. Recordando que la unión de Jasón y Medea tiene lugar sobre un lecho recubierto por la piel en una caverna donde Macris, hija de Aristeo, había alimentado aDioniso, para él el Vellocino es «un precioso talismán, fuente de fecundidad en un marco aristeico y dionisíaco»78. La piel de oro estaría fuertemente ligada a Egipto. En este país, las pieles de los animales sacrificados se convierten en «cunas» para los difuntos, capaces de realizar un simulacro de nacimiento79.

El viejo símbolo egeo por excelencia, la égida, la piel de cabra, va a ser combatido por otro nuevo, la piel de carnero. «El prestigio del carnero correspondía sin duda a la expansión de nuevas clases sociales, fundadas sobre la cría extensiva del cordero y sobre la industria de la lana»80. Estas afirmaciones son absolutamente gratuitas, y no suponen más que un intento de historizar hechos míticos. Siguiendo el planteaminto global de su obra, R. Roux pone en relación la piel de carnero con el mundo oriental y egipcio que impregna toda su concepción del mundo panegeo emparentado con las grandes civilizaciones orientales. En este sentido, relaciona la leyenda argonáutica con una serie de tradiciones sumerias y babilonias: «…el Vellocino ocupa un lugar de la antigua atmósfera ritual del grupo sagrado que asocia el árbol, el sol y el abismo, simbolizado por el dios Ea, que vigila al lado del árbol de la vida con su cetro de cabeza de carnero»81.Vellocino de Oro tiene una doble dimensión. Por un lado, es el despojo de un animal sacrificado. Y por otro, es un objeto de valor, sea por su significación o por su composición. Las pieles de los animales sacrificados suelen quedar expuestas como signo del sacrificio. Es lo que queda de la víctima una vez que hombres y dioses han recibido su parte75. Pero ésta no es una piel normal. Es una piel de oro, y su propio valor y su posible significación como talismán de soberanía76 hacen que sea custodiada extraordinariamente o guardada en el palacio. Es decir, cualquiera que sea el emplazamiento que los distintos autores asignan a la piel, en el santuario de un dios o guardada en el palacio, responde perfectamente a la doble naturaleza del vellón del carnero de Frixo: tesoro inapreciable y despojo de un sacrificio.

Varios autores han insistido en el tema del árbol, guardado por un monstruo, incluido el propio R. Roux82. Pero dentro de la leyenda de los Argonautas no se aprecia este simbolismo de «pilar del mundo», puesto que ni el árbol es un elemento indispensable del relato ni el Vellocino tiene la función de la manzana del Paraíso. La piel puede estar guardada en un templo o en un palacio sin perder ni un ápice de su significado83.

En la mitología griega nos encontramos con otro animal de oro: el cordero de los Atridas, que está en el centro de la disputa del trono entre Atreo y Tiestes84. El cordero había sido traído a los rebaños de Atreo o bien por Pan o bien por Hermes, para castigar el asesinato de su hijo Mirtilo por Pélope, el padre de Atreo. En la versión de Apolodoro se cuenta la historia completa. En los rebaños de Atreo había aparecido un cordero de oro. Atreo lo estranguló y lo guardó en su palacio dentro de un cofre. Aérope, la esposa de Atreo, que había sido seducida por Tiestes, hermano de su marido, regaló a su amante el preciado despojo.

La ciudad de Micenas había recibido un oráculo según el cual su rey debía ser un Pelópida, y se mandó llamar a Atreo y Tiestes. Discutieron sobre quién tenía el derecho al trono, y Tiestes propuso que lo ocupase aquél que poseyese el cordero de oro. Atreo estuvo de acuerdo, y el trono fue para Tiestes cuando mostró el animal. Pero Zeus, por medio de Hermes, envió un mensaje a Atreo, para que hiciese a Tiestes una proposición: si cambiaba el curso de los astros, el trono pasaría a sus manos. Zeus efectuó el prodigio y Atreo fue rey.

En estos relatos, el cordero de vellón de oro aparece como el elemento determinante a la hora de de’mostrar quién es el que tiene los derechos al trono. Se convierte así en un signo de los dioses, lo mismo que los cetros de oro, también de procedencia divina, que señalan al soberano. El Vellocino de Oro tiene muchos puntos de coincidencia con la piel del cordero de los Atridas. Píndaro (PU. IV, 152 Ss.) es el que señala de forma más clara la relación entre la posesión del Vellocino y el acceso al trono. Y lo mismo sucede en aquellos autores que relacionan la duración del reino de Ectes con la posesión de la piel (Hig., FáIJ. III; Diodoro, IV, 47). Estaría clara entonces su función como talismán de soberanía si no fuese porque en ninguna de las noticias que nos han llegado Jasón sucede a Pelias en el trono de Yolco. El personaje que aparece como rey de Yolco es Acasto, hijo de Pelias85. Unicamente Higinio (Fáb. XXIV) señala que Jasón, conservando el poder real, cedió el trono a Acasto.

Si el Vellocino no es un medio para demostrar que Jasón tiene derecho al trono de Yolco, ¿qué es? ¿Qué tiene que demostrar Jasón al realizar esta prueba? El análisis detallado de la misión permitirá conocer la respuesta a esta pregunta.

2 comentarios to “42. La Piel o Vellocino de Oro”

  1. Es muy interesante el comentario cuando se refiere…….. es lo que deja la victima cuando hombres y Dioses han sido recompensados…… es como dejar en una segunda categoria el alma de un animal que es dada en sacrificios de gracia e humilda….. porque tenemos que servirnos de otros? para dar nuestros agradecimientos, porque si estamos tan agradecidos no pagamos con otros honores que sean mas acorde con nosotros……… pero no obstante es interesante el comentario como poetico el pasaje.

  2. El mito del vellocinoo de oro es la busqueda de la legitimidad y el poder.
    El que obtenga mediante viaje iniciatico y peligroso la piel dorada del animal, sera el que tenga accesoo al poder y al trono. Es un signo de los dioses, implica sacrificio y riesgo…el que lo obtenga reinara.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: