Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

21. El periplo y la geografia mitica

Autores como R. Dion, Aspects politiques… sostienen que Mimnerino (frag. II Adrados) colocaba la Cólquide en el Oeste.
F. Vian en Apolonio de Rodas, Argonautiques, Introducción, p. XXVII, afirma que está claro que la navegación de la Argo se sitúa en una geografia mitica.

Recientemente Pietro Janni, La Mappa e u Periplo. Cartografia antica e spazio odologico, Publicazioni della Facoltá di Lettere e Filosofia dell’Universitá di Macerata, 19, 1984, ha puesto de manifiesto cómo en la Antigúedad clásica no existió una auténtica concepción del mapa; es decir, que no existia la posibilidad de representar bidimensionalmente el espacio sobre un sistema de coordenadas matemáticas, expresadas mediante un entramado de meridianos y paralelos.

En la Antigúedad clásica predomina la concepción del periplo sobre la del mapa.

El periplo, al contrario que el mapa, se basaen una concepción unidimensional del espacio, ya que en él lo úrico que interesa es la representación del espacio recorrido, del camino, representación que se lleva naturalmente a cabo mediante el uso de una sola linea.

Los errores y las caracteristicas de la cartografia antigua se explican, según este autor, si utilizamos la noción de espacio odológico, un espacio unidimensional que no posee propiedades métricas, como el de la geometria de Euclides, sino únicamente topológicas, es decir, que lo que interesa en él sea, por ejemplo, si dos puntos se sitúan en un espacio abierto o cerrado, si el recorrido de A a B es equivalente del de B a A, lo que no ocurre en una ruta marina, puesto que las corrientes y los vientos nunca fluirán en el mismo sentido ala ida que a la vuelta.

Si tenemos todo ello en cuenta y consideramos los auténticos mapas antiguos, es decir, aquéllos que describen recorridos geograficos reales —no imaginarios, como los del mito—, como imprecisos itinerarios, veremos que no posee sentido alguno tratar de localizar en el terreno los viajes miticos, ya que, si seguimos la concepción del espacio odológico, propia de la cartografia y el pensamiento
antiguos, necesitariamos suponer que todos los acontecimientos sucedidos en los viajes debieron haber sido reales, puesto que un periplo no es más que la descripción de los acontecimientos que visualmente van ocurriendo en el transcurso de un viaje.

Renunciar pues a las localizaciones de acontecimientos miticos es una condición sine aya non de su análisis, puesto que la postura contraria implica la creencia en la realidad del mito al menos en uno de sus aspectos, lo que supone descontextualizarlo de su auténtico mundo, que es el de los acontecimientos imaginarios.

Ninguna respuesta to “21. El periplo y la geografia mitica”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: