Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

73.- Apolonio de Rodas, poeta épico

Apolonio de Rodas

(c. 295- c. 230 a.J.C.) Poeta y gramático alejandrino. Discípulo primero y luego adversario de Calímaco, partió a Rodas, donde publicó Las argonáuticas.

Apolonio de Rodas(Alejandría, 295 a. C. – Rodas, 215 a. C.) fue un poeta griego, autor del poema épico Argonáuticas.

Apolonio de Rodas

La tradición duda entre si nació en Alejandría o en Naucratis, pero es más probable lo primero, aunque su familia procedía de la segunda. Se le llama de Rodas porque allí pasó la mayor parte de su vida y porque casi con total seguridad adoptó la ciudadanía rodia. Realizó estudios en Alejandría, teniendo como maestro al poeta Calímaco y como compañero de escuela al físico y astrónomo Eratóstenes, destinado a sucederle en la dirección de la famosa Biblioteca de Alejandría. Cuando tenía unos treinta años fue nombrado por Tolomeo II Filadelfo bibliotecario para suceder al célebre gramático Zenódoto de Éfeso. Al mismo tiempo recibió el encargo de educar al hijo de Ptolomeo Filadelfo, el futuro Ptolomeo III Evergetes.

Durante los veinte años que permaneció en el cargo compuso su famoso poema épico Argonáuticas o El viaje de los argonautas, que narra el viaje de la nave Argos, dirigida por Jasón y tripulada por todo tipo de héroes míticos, hacia Colcos, en busca del vellocino de oro.

También escribió numerosos libros sobre gramática. Discutió por entonces con su maestro Calímaco, que era un enemigo declarado de los poemas narrativos y extensos. Eso, y la enemistad de la reina Berenice, con la que se había casado su alumno, llegado al fin al poder, motivaron su caída en la corte del rey y su marcha hacia Rodas, donde murió.

Otra tradición afirma que su primera composición del poema Argonáuticas provocó las burlas de sus colegas en Alejandría. Por ello se exilió a Rodas donde reescribió de nuevo la obra con la que alcanzó fama y reconocimiento.

Sobre su enemistad con su maestro Calímaco no se ponen de acuerdo los estudiosos.

Las Argonáuticas es la obra más importante de Apolonio de Rodas que nos ha llegado. Es una epopeya que trata sobre la historia de Jasón y los Argonautas que narra en cuatro libros el viaje de la nave Argo hasta el norte de la Cólquide a través de la Propóntide y del mar Negro (libros 1-2), la obtención, con la ayuda de Medea, del Vellocino de oro (libro 3), y el regreso a Yolco, en Tesalia, a través del Danubio, el Po, el Mediterráneo y el norte de África (libro 4).

Es la única obra épica anterior a la Eneida de Virgilio que podría compararse con la de Homero en tamaño y extensión, y la primera epopeya que concede un lugar importante al amor de Medea por Jasón. Sin embargo, es de calidad mucho menor a las obras de Homero o Hesíodo.

Una tradición tardía, y probablemente falsa, habla del enfrentamiento de Apolonio de Rodas con Calímaco, lo que viene a representar el resultado de la enconada controversia que había entre los escritores de largas obras épicas y los autores de poemas cortos muy elaborados.

APOLONIO DE RODAS:Biografías. Poeta griego, natural de Alejandría o de Naucrates. Nació en el reinado de Ptolomeo Filadelfo, 237 años próximamente antes de la era vulgar y en el año 15.º del reinado de Ptolomeo Epifanio (186 a. de J. C.) Era hijo de Sileo o Hileo y discípulo del poeta Calímaco. Tomó por modelo a Homero y concibió siendo muy joven el plan de su poema épico sobre la expedición de los Argonautas. Esta producción excitó contra él la envidia del sus rivales, entre cuyo número se contó su maestro Calímaco, que no limitando su encono a las más aceradas sátiras, le persiguió con tanto encarnizamiento que Apolonio se vio obligado a dejar su patria y a buscar un asilo en Rodas, donde enseñó literatura, retocó su poema y recibió de los naturales de aquella isla el título de ciudadano. Allí pasó una gran parte de su vida; hasta que los habitantes de Alejandría, sin duda después de la muerte de Calímaco, le llamaron a su ciudad natal, en donde sucedió a Eratóstenes como bibliotecario del Museo de Alejandría y murió de avanzada edad.

El estilo de los Argonautas es elegante y armonioso; pero lleva ya el sello de una época de decadencia. El carácter de Jasón, que es el héroe del poema, no está completamente desarrollado; pero en cambio el episodio de los amores de Medea se hace notar por su energía y creciente interés. En general, el autor cae en el defecto de una afectada erudición, pero no puede desconocerse que hay algunos pasajes y descripciones felices. El poema fue objeto de muchos comentarios de los contemporáneos de su autor, debiéndose los escolios que nos quedan a una recopilación de los de Lucilo de Tharra, Sófocles, Theon y otros. P. Terencio Varron Atacino hizo de él una traducción latina y Valerio Flaco en su poema del mismo título no hizo otra cosa más que imitar el de Apolonio. La primera edición de el de este último es la de Florencia, 1496. Entre otros varios poemas de Apolonio que no han llegado a nosotros se cita con especialidad uno que tenía por asunto el origen de las ciudades.

APOLONIO DE RODAS (Grecia, 295 a. C. – 215 a. C.)

Poeta, gramático y erudito alejandrino, se hizo ciudadano de Rodas. Escribió una monografía, Contra Zenodoto, que pone a Homero en otra luz, pero pasó a la fama con su celebre Argonáutica (obra que se piensa no fue bien recibida al principio, aunque posteriormente en la Roma Imperial gozó de excelente prestigio), en la que se narran las peripecias de Jasón y los argonautas, o marineros de la nave Argo, en un contexto de geografía homérica.

Es con la Argonáutica que se siembra la primera inquietud sobre la historicidad de la Ilíada y Odisea (es decir, la existencia histórica de Troya) al hacer llegar a Orfeo a la sede de su reinado literario y espiritual, donde dio forma definitiva a su gran poema épico Los Argonautas.

Fue pupilo de Calímaco, bibliotecario de Alejandría y al parecer preceptor del tercer Tolomeo. Escribió también epigramas y poemas sobre la fundación de ciudades, pero estos no han llegado hasta nuestros días. Su obra tuvo gran influencia sobre Virgilio.

Ninguna respuesta to “73.- Apolonio de Rodas, poeta épico”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: