Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

Atraer a la audiencia.


CINE.- EL CIELO SOBRE TATOOINE

Doce actrices que lamentaron sus escenas de sexo o desnudos

  • Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico

Carles Rull

Por exigencias del guion o como gancho para atraer al público. Pero ocurre que sus protagonistas no siempre desearon que llegara a mostrarse tanto en pantalla como pudo verse en el “montaje final”; o que el riesgo que asumieron actuando ligeras de ropa o, directamente sin ella, les valió más que lograr un tirón en su carrera acabar con ella. Alguna que otra también acabó siendo encasillada en producciones de corte erótico.

Otras escenas subidas de tono, pese al gancho de sus actores, tampoco terminaron de cuajar. Más que eróticas llegaron a resultar ridículas. De todo un poco ha habido en esa viña del señor de las series o el cine plagada de escenas e imágenes sexualmente atrevidas en pos de la naturalidad, provocación, autenticidad o directamente para atraer a la audiencia.

Frustando su trayectoria, rodadas con reparos o renegando de las escenas una vez hechas, más de una famosa actriz ha lamentado haber exhibido esos centímetros de más de su cuerpo sin tapujos y antes las cámaras.

Angelina Jolie

Angelina Jolie - Vidas ajenas

Etapa preBangelina, concretamente en 2004, un año antes de estrenar Sr. y Sra. Smith con Brad Pitt. En el thriller criminal Vidas ajenas (Taking Lives, 2004) ella interpretaba a una de las gentes mejor dotadas del FBI y recibía el encargo de la policía de Montreal para dar caza a un peligroso asesino en serie. En la trama se relacionó, y muy íntimamente, con un testigo interpretado por Ethan Hawke. La película aumentó su carga erótica y gancho comercial, pero Angelina no se libró ese año de ser nominada a… un Razzie (un antipremio que, por cierto, aparecerá citado más de una vez por aquí) como peor actriz.

Chloë Sevigny

The Borwn Bunny - Chloë Sevigny

Se convirtió en una de las actrices más prometedoras de su generación, no exenta de polémica desde su debut en Kids (1995). Sin embargo, solo ocho años más tarde pareció finiquitada para seguir haciendo carrera en el mundo del cine, al menos en producciones de cierta envergadura. ¿Qué sucedió? La clave fue su por entonces pareja sentimental, el neoyorquino Vincent Gallo, que la lió (o ella que se dejó liar) para que protagonizara una osada escena de sexo oral, en primer plano, totalmente explícita y sin efectos visuales o de maquillaje en The Brown Bunny (2003), coprotagonizada, escrita, producida, montada, fotografiada y dirigida por el propio Gallo (Vincent). Tenía su morbo, muchísimo, pero más que chispas sexuales, la película fue el hazmerreír de la misma crítica desde su presentación en el Festival de Cannes. Actualmente, nadie se acuerda del filme (¿cómo se titulaba? ¿”Brown” qué….?), pero sí de la susodicha escena.

Elizabeth Berkley

Elizabeth Berkley - Showgirls

Uno de los casos más tristes de la profesión. También una joven y ambiciosa actriz con toda una carrera por delante, curtida en televisión (por ejemplo, en la serie Salvados en la campana) y que asumió el papel protagonista de stripper en Showgirls, de Paul Verhoeven, pensando que podría ser el lanzamiento que necesitaba. En lugar de eso, las críticas la dilapidaron, a ella y a la película. Unida al fracaso comercial, su carrera no se lanzó, se hundió. El mismo Verhoeven tuvo que salir en su defensa: “Elizabeth solo hizo lo que le pedimos”.

Emilia Clarke

Emilia Clarke - Juego de tronos

Su personaje de Daenerys la llevó a tener que desnudarse en más de una ocasión durante la primera temporada de Juego de tronos. En su momento ya se habló que la joven actriz no estaba dispuesta a dejarse ver más con nulos ropajes, incluso llegó a criticar que en la famosa serie de HBO hubiera más desnudos de mujeres que de hombres. Cierto es que, por exigencias de la historia, en la sexta temporada, tuvo que ceder; eso sí, para una de las escenas clave de su personaje. Asegura que para hacerlo (perder la vergüenza al rodar desnuda) requiere de la ayuda de unos cuantos tragos de vodka.

Jessica Brown Findlay

Jessica Brown Findlay - Albatross

Conocida por interpretar a Lady Sybil Crawley en la televisiva Downton Abbey, renegó de sus escenas de desnudos, los que protagonizó en la miniserie de aventuras medievales Laberinto (2012) y muy especialmente su topless en la película Albatross (2011), y en la que interpretaba a una adolescente que se enamoraba de un hombre maduro. “Para ser honesta, en ‘Albatross’ pequé de ingenua y no sabía que pudiera decir no. No creo que vuelva a hacer algo parecido”, Jessica dixit.

Kate Winslet

Kate Winslet - Titanic

Lamentó su famoso desnudo en la megataquillera y multioscarizada Titanic (1997), cuando Rose posa como modelo para Jack (Leo DiCaprio). Y sobre todo lo lamentó en 2102, cuando la película fue exhibida en todo su esplendor en 3D. “Desearía no haber mostrado tanta carne, pero era joven y pensaba que tenía que probar algunas cosas”. Curiosamente, en 2008 volvería a aparecer desnuda en El lector, por la que obtuvo el Oscar como mejor actriz.

Lea Thompson

Lea Thompson - Howard el pato

Insinuar sexo con patos no es nada recomendable, especialmente si la película va destinada a un público familiar. No se llegaba a consumar nada, pero allí estaba ella, mejor dicho, su personaje Beverly en Howard: un nuevo héroe (Howard the Duck, 1986), a punto de montárselo con él, el pato. En paños menores (pijama y camisa de dormir) y un besito. La escena quedaba interrumpida por la aparición de otros personajes. Howard fue un fracaso en taquilla, también tuvo su buen puñado de nominaciones a los Razzies, y muchos criticaron que se pudiera entrever una posible relación de zoofilia, y aún más que la protagonizara la joven estrella de Regreso al futuro (Back to the Future, 1985). Pero Lea Thompson continuó siendo uno de los iconos de la época gracias a las dos secuelas de las películas de Zemeckis.

Madonna

Madonna - El cuerpo del delito

La cantante fue todo un bombazo, y símbolo sexual, desde los 80; pero en cine la crítica nunca tuvo piedad con sus interpretaciones. Aprovechando el tirón que tenían los thrillers eróticos a inicios de los 90 (sobre todo, tras el éxito de Instinto básico), se animó a protagonizar el rol de una desinhibida y fogosa rubia sospechosa de haber matado a su amante, un ricachón, por exceso de actividad en la cama. El multimillonario había fallecido de un infarto mientras practicaba sexo. Willem Dafoe, encarnando a su abogado defensor, sería el siguiente en engrosar la lista de amantes de la presunta culpable. Esto era El cuerpo del delito (Body of Evidence, 1993) y otro desastre crítico y comercial, además de unas escenas subidas de tono (una untándose los pechos con cera caliente, la otra manteniendo sexo oral en un parking) que no despertaron demasiada pasión en el público, más bien bochorno. Nada, unas cuantas nominaciones a los Razzies y, entre ellas, Madonna acabó “ganando” el de peor actriz.

Maria Schneider

Maria Schneider - El último tango en París

Una de las escenas más célebres de la mítica El último tango en París (1972) es la de la mantequilla, aunque no usada como alimento sino como lubricante para otros menesteres. Una jovencísima Maria Schneider de 19 años interpretó la famosa escena en la que era sodomizada. En 2007, revelaría que la escena en cuestión la había protagonizado a “traición”, ni estaba en el guion ni el director, Bernardo Bertolucci, ni el actor protagonista, Marlon Brando, le habían advertido con suficiente tiempo (al parecer buscaban más veracidad en la escena y en la relación de la pareja protagonista). “Fue idea de Marlon. Cuando me lo dijeron me enfadé, aunque pensé que no podía negarme. Debería haber llamado a mi abogado o a mi agente, porque no se puede obligar a un actor a hacer algo que no está especificado en el guion. Pero por entonces era joven y no lo sabía (…) Y, sinceramente, me sentí humillada y un poco como violada por ambos, Marlon y Bertolucci. Después de la escena, Marlon no hizo nada para consolarme o pedirme disculpas. Afortunadamente, solo hubo que hacer una toma”. La escenita se convirtió también en la más comentada y recordada de la película. Pero, Maria schneider no tendría suerte en su carrera. Lamentablemente también llegó a caer en la lacra de las drogas y, que se hiciera público, al menos un intento de suicidio.

Mary-Louise Parker

Mary-Louise Parker - Weeds

Con 41 años empezó a interpretar a Nancy Botwin en las ocho temporadas de Weeds (2005 – 2012), una viuda que recurría a la venta de marihuana para mantener su nivel de vida. Su interpretación fue generosa en desnudos (los productores de la serie argumentaron que no se trataba de mostrar sus “pezones” sino la vulnerabilidad de su personaje), pero fue en la cuarta temporada, concretamente en una escena en la bañera, cuando sintió que aquello de desnudarse ya no iba con ella: “No pensaba que fuera necesario aparecer desnuda, y hablé con el director sobre ello. Sabía también lo que iba a pasar en Internet con búsquedas tipo “Mary Louise Parker enseña sus grandes pezones”, y no lo deseaba para nada. Fui incitada a hacerlo”.

Natalie Portman

Natalie Portman en 'Hotel Chevalier'

Tuvo unas sensuales y provocadoras escenas como stripper en Closer (2004), también una comentadísima y tórrida escena de sexo lésbico en Cisne negro (2010), junto a Mila Kunis pero a Natalie no le gusta mostrar demasiado su piel al descubierto. En Caballeros, princesas y otras bestias (Your Highness, 2001) prefirió tener una doble de trasero, pero no en Los fantasmas de Goya (2006) y sobre todo en el corto Hotel Chevalier (2007) que es donde enseña más, y durante más tiempo. Pocos años después aseguraría al respecto: “Realmente siento no haber hecho caso de mi intuición. Desde ahora voy a confiar más en ella. Algunas veces la palabra más poderosa que puedes pronunciar es simplemente no”.

Sharon Stone

Sharon Stone - Instinto básico

Catherine Tramell la elevó en Instinto básico (1992) al Olimpo de las diosas del erotismo. Protagonizó, aparte de bastantes desnudos, el que sin duda es el cruce de piernas más famoso de la historia. Sin embargo, la actriz montó en cólera con el director, Paul Verhoeven cuando vio el primer pase de la película rodeada de público. “Era reticente a rodar esa escena, pero Verhoeven me aseguró que hacerla así era necesario, pero que no se vería nada en pantalla”. Tiempo después, más calmada, admitió que si ella hubiera sido la directora también habría tomado la decisión de mantener dicho momento en la película.

Ninguna respuesta to “Atraer a la audiencia.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: