Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

Los últimos templos del franquismo


20-N

Ruta de bares: éstos son los últimos templos del franquismo en España

14794780319745

El bar restaurante Casa Pepe, adornado con retratos de Franco y José Antonio Primo de Rivera. CASA PEPE

  • DIEGO BERMEJO

20/11/2016 03:02

Cuatro décadas y un año después de la muerte de Francisco Franco, sigue intacta la nostalgia de un buen número de españoles que recuerda con cariño aquellos tiempos en los que el general gallego, autroproclamado Caudillo de España, regía España con mano de hierro.

Decenas de misas en su memoria cada 20 de noviembre, cenas como las que prepara anualmente la Fundación Nacional Francisco Franco en su honor o la presencia de distintos locales de hostelería que se han convertido en auténticos templos franquistas traen de vuelta el recuerdo de un pasado que, pocos dudan, al menos en este caso, no fue mejor.

Son precisamente estos bares y restaurantes los lugares de adulación del franquismo más reconocibles. Exhiben en su interior todo tipo de insignias preconstitucionales y se han convertido en muchos casos en verdaderos museos repletos de reliquias de otra época que todavía siguen sorprendiendo a muchos de los incautos comensales que se adentran en estos Delorean que les llevan de viaje al pasado.

Aquí están algunos de los ejemplos más notorios de estos locales de hostelería en los que abundan recuerdos del franquismo, algunos de ellos vivientes. Vamos a conocerlos un poco… y a ver qué ofrecen en sus cartas. Que es 20-N y a muchos les aprieta la morriña.

Casa Pepe

14794778566807

Probablemente el más conocido de España tanto por sus bocatas y raciones como, sobre todo, por la espectacularidad de este templo patrio pintado de rojo y gualda desde su fachada y en el que no falta absolutamente ningún tipo de detalle ni de Franco ni del franquismo en toda su extensión.

Casa Pepe en Despeñaperros

Los nostálgicos de la época franquista tienen su venta predilecta en la cara norte de Despeñaperros. Casa Pepe es como un museo con objetos de la época de Franco y despierta la curiosidad de muchos visitantes. Video: Richard Björkman/Sydkusten

Banderas con el escudo franquista, tazas, platos, llaveros, camisetas, gorras y todo tipo de merchandising preconstitucional convierten a este bar en un verdadero museo en el que se rinde homenaje a los casi 40 años de régimen.

Restaurante “”Casa Pepe”” Despeñaperros

En este Restaurante Museo al dictador “Francisco Franco” una entrevista entrañable a Juan José Navarro la 3ª Generación de una familia que desde el 1923 regenta este negocio:No se pierdan nuestra charla sobre la política actual…mi agradecimiento y cariño a Juan José Navarro

Situado en el kilómetro 243 de la Autovía A-4 que une Madrid con Cádiz, en pleno Puerto de Despeñaperros en Ciudad Real, Casa Pepe cuenta con reseñas online más que positivas en su mayoría gracias a su cocina. Donde unos ven ranciedad, otros ven un lugar de parada obligatoria durante su viaje en carretera.

Casa Olga

Cara al sol en “Casa Olga”

Como no hay nada mejor para atraer público a tu restaurante que desmarcarte de la competencia todo lo posible, a la señora Olga, propietaria de esta marisquería, no se le ha ocurrido otra cosa que amenizar los servicios a golpe de pulmón cantando el Cara al sol para sorpresa de los clientes.

En pantuflas, y mientras exhibe una bandera con el águila de San Juan, Doña Olga no sólo no tiene ningún problema en confesarse “facha”, sino que trata de convertir a la causa a todos aquellos que se dejan caer por el que es, a la luz de los comentarios en las redes sociales foodies, uno de los templos del marisco en Pontevedra.

Localizado en Rúa Malteses 26, en la localidad pontevedresa de A Guarda, parece que el mismo sentimiento que le pone a sus cánticos lo pone también en la preparación de una langosta que, aseguran, es exquisita.

La taberna de Manzanares

18 años después de llegar a Madrid procedente de China, Chen Xiangwei, se define a sí mismo como franquista. Tal es su devoción por el Caudillo que no ha dudado en levantar en plena zona obrera como lo es el sur de Manzanares en Madrid, todo un templo a la figura de Francisco Franco.

Cansado de que “los buenos” paguen impuestos y se les machaque, y de que a “los vagos, los yonquis, los borrachos y los maricones” se les quiera y reciban “todas las ayudas”, el asiático no se cansa de reiterar cada vez que le ponen una cámara en la cara que, a diferencia de lo que ocurría antes, en la clase política actual “faltan huevos”.

Lo que no falta en su taberna son botellas con la cara de Francisco Franco en la etiqueta, ni conversaciones con cierto aroma nostálgico entre unos clientes que no dudan en acudir a disfrutar de unas buenas bravas o de un chorizo a la sidra servidas por las manos de este mandarín cuyo hijo, como no, se llama Franco.

El Mirador de Pelayos

14794786827032

Otro de los denominados mausoleos franquistas por excelencia en el mundo de la restauración es El Mirador de Pelayos. Situado en la Avenida del Mirador en Pelayos de la Presa en Madrid, saltó a la primera plana tras ser el lugar escogido por su polémico alcalde, Herminio Cercas -que se ha resistido a retirar los símbolos franquistas de su localidad- para celebrar el Día de la Mujer del pasado año.

Dirigido por el hermano del actual alcalde, El Mirador de Pelayos cuenta en su interior con hasta siete imágenes de Francisco Franco, otros tantos bustos, banderas preconstitucionales y un buen puñado de símbolos religiosos que le han convertido en un lugar de parada obligatoria para nostálgicos.

Por haber, hay hasta un maniquí vestido de Policía Nacional en el que es, dicen, uno de los locales más visitados por los efectivos de la Guardia Civil de la zona y en el que, a pesar de compartir local en multitud de ocasiones con la benemérita, se permite fumar sin problema alguno a los clientes, contraviniendo así la normativa antitabaco.

Taberna Jarete en El Pardo

Tal y como sucede en A Guarda, en la localidad de El Pardo también es posible disfrutar de amenización musical con tono falangista a cuenta de Jarete, el dueño de este bar tan particular en el que los adjetivos poco cariñosos a la alcaldesa Manuela Carmena se entremezclan con las notas del Cara al sol.

Allí, su fritura de primer orden, los típicos callos o el cocido madrileño son elaborados con las manos de todo un nostálgico del régimen franquista que no duda en fundarse la boina roja requeté para completar la performance con la que anima a sus clientes.

Situado en la Calle Caballeros, actualmente está cerrado debido a las obras que se están realizando en el edificio en el que se encuentra la Taberna Jarete. Quién sabe si tras este tiempo de inactividad acaba corriendo la misma suerte que la extinta Adega do Manolo de la calle Irmáns Villar de la capital gallega, recordada por ser uno de los mayores museos de imágenes de Franco.

Bar Franquista, Guarda (Pontevedra)

En la Guarda (Pontevedra), hay un bar regido por una señora, lleno con motivos de Francisco Franco.

Bar Franquista, Guarda (Pontevedra)

14794796543334

Las tiendas de merchandising franquista como El Arenal de Sevilla en la calle Adriano, el Bazar Patria en el barrio de la Concepción en Madrid o el mítico motel Azor en Burgos, por poner algunos de las decenas de ejemplos que se pueden encontrar a lo largo y ancho de la geografía española, siguen viviendo de un recuerdo que se ha convertido, además, en una forma de negocio para muchos.

…..oOo…..

Ninguna respuesta to “Los últimos templos del franquismo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: