Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

Supermercados “Esselunga”


FORTUNAS.- Sorprendente decisión

Y la heredera de la fortuna de Bernardo Caprotti es… su secretaria

14776659606702

Bernardo Caprotti, junto a su segunda mujer Giuliana Albera y su hija Marina Sylvia. FOTOGRAM

SORAYA MELGUIZO….. 29/10/2016 04:02

Si algo caracterizaba a Bernardo Caprotti, el rey de los supermercados italianos, era su fuerte carácter. A finales de los años 90, el fundador de los supermercados Esselunga dejó la empresa en manos de sus dos hijos mayores, Giuseppe y Violetta, nacidos de su primer matrimonio. Pero más tarde se arrepintió e intentó recuperarla, lo que le llevó a enfrentarse directamente con sus vástagos en los tribunales. Una guerra que ha durado hasta el día de su muerte. El empresario falleció a finales de septiembre, pocos días antes de cumplir 91 años. Esta semana se ha abierto el testamento y, como si tratara de una última vendetta hacia sus herederos naturales, Caprotti ha decidido dejar 75 millones euros y dos cuadros de gran valor a su secretaria, Germana Chiodi. La suma supone el 50% de todos los ahorros que el magnate poseía. “A ella expreso mi más inmensa gratitud por su extraordinaria ayuda”, escribió en sus últimas voluntades.

El empresario ha dejado el 70% del grupo a su segunda esposa y a la hija de ambos, Marina, y el 30% restante a los dos hijos de su primer matrimonio, que tienen derecho a una legítima parte de la herencia, según establece la ley italiana de sucesiones. A eso hay que sumar distintas propiedades inmobiliarias que el magnate ha repartido entre sus tres hijos, así como preciadas obras de arte que serán donadas al Museo del Louvre de París. Sin embargo, lo que nadie se esperaba es que el anciano fundador de la segunda cadena de supermercados más importante de Italia se acordara en sus últimas voluntades de su asistente personal, la mujer que trabajó codo con codo con él durante más de 40 años. “Germana era más que su secretaria”, aseguran los empleados de la sociedad a los medios locales. “Ella defendió a Bernardo Caprotti frente a todos, incluso cuando tuvo los problemas con sus hijos. Si hoy Esselunga es un coloso es también gracias a ella”.

En 1996, el magnate de los supermercados italianos decidió ceder la dirección de la compañía a su primogénito. El empresario pasó a controlar el 8% de Supermarkets Italiani, el holding al que pertenece el 100% de Esselunga S.A. El 92% restante lo cedió en partes iguales a sus tres hijos, reservándose para sí el derecho de usufructo. Pero los enfrentamientos con los dos mayores, que intentaron vender la empresa a un grupo extranjero, le llevaron a dar marcha atrás y volver a la primera línea. Despidió a su primogénito y volvió a poner todo a su nombre, lo que despertó la ira de Giuseppe y Violetta, que decidieron llevar a su padre a los tribunales. La justicia italiana dio la razón al anciano propietario y el pasado verano, los dos vástagos recurrieron la sentencia al Tribunal Supremo. Ahora, tras la muerte del empresario, el futuro de la empresa es una incógnita.

14776660346680

La fiel secretaria ya había conseguido introducir en la empresa a varios sobrinos que hoy son directivos. FOTOGRAMMA

Hijo de una rica familia del norte de Italia dedicada a la industria textil, Caprotti trasladó en 1957 a Italia el concepto de supermercado que triunfaba ya en los Estados Unidos con la ayuda financiera de Nelson Rockefeller. Casi 70 años después, Esselunga posee una red de más de 150 supermercados y factura casi 7.500 millones de euros al año.

El testamento, que se ha conocido esta semana, ha sorprendido a su familia y colaboradores pero no a Germana Chiodi, la interesada. “El señor Caprotti me había anticipado que me recordaría en sus últimas voluntades y yo le dije que haría lo mismo en mi testamento con algunas de las muchas causas benéficas que él siempre ha apoyado en silencio”. Discreta y elegante, Chiodi se jubiló en 2008 pero continuaba ejerciendo como consultora y mano derecha del anciano multimillonario. “Bernardo me pidió que me quedase a trabajar mientras él estuviera al frente de la empresa”, ha confesado.

Éste no es el primer regalo que Chiodi recibe de su jefe. Hace diez años, Caprotti le obsequió con 10 millones de euros. La histórica colaboradora, de 68 años, ha sabido administrar muy bien su influencia sobre el empresario consiguiendo introducir en la sociedad a varios sobrinos que actualmente ocupan puestos de responsabilidad. Cada día acude puntual a la sede central, en las afueras de Milán. Trabaja entre 9 y 10 horas al día, incluidos los sábados. Siempre es la primera en llegar y la última en marcharse, aseguran quienes la conocen.

Entró en la empresa con apenas 20 años y poco a poco fue escalando posiciones hasta convertirse en mucho más que una secretaria o una fiel empleada. “Caprotti era un genio incluso con 90 años. Me gustaba estar con él, pasaba el mayor tiempo posible a su lado, me esforzaba e intentaba darle el máximo posible. Le he querido y él también me ha querido a mí”, ha asegurado. “Pero siempre le llamé de usted“.

….oOo….

Ninguna respuesta to “Supermercados “Esselunga””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: