Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

Los mecanismos de la autofagia


Premios Nobel

Yoshinori Ohsumi gana el premio Nobel de Medicina 2016 por iluminar el sistema de reciclaje del cuerpo

  • El investigador japonés es galardonado por el descubrimiento de los mecanismos de la autofagia

1475486879_892946_1475488307_noticia_normal

Una foto de Yoshinori Ohsumi, hoy, en el comité del Nobel en Estocolmo. JONATHAN NACKSTRAND AFP

El País …. 3 OCT 2016 – 12:18 CEST

El japonés Yoshinori Ohsumi (Fukuoka, 1945) ha sido galardonado hoy con el premio Nobel de Medicina por el descubrimiento de los mecanismos de la autofagia, el sistema de reciclaje del organismo. La palabra autofagia tiene su origen en el idioma griego y quiere decir “comerse a uno mismo”. El concepto emergió durante la década de 1960, cuando los investigadores observaron que las células podían destruir sus propios contenidos, encerrándolos en membranas y enviando los vesículos resultantes al lisosoma, un orgánulo celular encargado del reciclaje, según ha detallado en un comunicado el Instituto Karolinska.

Poco se sabía sobre este fenómeno, hasta que a comienzos de la década de 1990, “en una serie de experimentos brillantes” con levaduras de panadero, según el Karolinska, Oshumi identificó los genes de la autofagia. El investigador japonés trabajaba entonces en el Instituto de Tecnología de Tokio.

1475487622_376649_1475487959_miniatura_normal

Yoshinori Ohsumi (Fukuoka, 1945)

“Los descubrimientos de Ohsumi condujeron a un nuevo paradigma en nuestra comprensión sobre cómo la célula recicla su contenido”, prosigue el comunicado. El japonés observó que las células humanas empleaban una maquinaria similar a la de las levaduras. Desde entonces, la comunidad científica ha detectado que las mutaciones en los genes de la autofagia pueden provocar enfermedades. Y que el propio proceso de autofagia está implicado en varios trastornos, incluyendo el cáncer y patologías neurológicas, además de participar en la respuesta a las infecciones y en la adaptación a la falta de alimento.

El científico belga Christian de Duve acuñó el término autofagia. Ganó el premio Nobel de Medicina de 1974 por el descubrimiento del lisosoma dos décadas antes. Su equipo había descrito un nuevo orgánulo celular que contenía enzimas que digerían proteínas, azúcares y grasas. Posteriormente, se observó que la célula podía llevar grandes cantidades de material al lisosoma para su degradación, dentro de vesículas llamadas autofagosomas.

….oOo….

Yoshinori  Ohsumi

Yoshinori Ohsumi, Nobel de Medicina, un japonés enamorado del microscopio

14755068373387

Premio Nobel de Medicina para Yoshinori Ohsumi. KYODOREUTERS

JAVIER ESPINOSA… Corresponsal… Asia… 03/10/2016 17:01

El profesor Yoshinori Ohsumi siempre se ha declarado como un devoto de los artilugios de inspección óptica de sus laboratorios. En una reciente entrevista, reconocía que su éxito científico comenzó por su “amor por los microscopios“.

“Mi observación a través del microscopio fue lo que me permitió descubrir las funciones desconocidas de las vacuolas”, señaló.

El experto japonés de 71 años se refería a sus primeras indagatorias en torno a esos orgánulos celulares presentes en todas las células de las plantas.

Ohsumi, que se había doctorado en Fisiología por la Universidad de Tokio en 1964 y después amplió sus conocimientos en la Universidad Rockefeller de EEUU durante otros tres años, reconoció que al volver a Japón comenzó a estudiar el papel de las vacuolas de la levadura simplemente porque “nadie se dedicaba a investigarlas” ya que hasta la década de los 80 se consideraba que estas micro entidades eran simple receptáculos de desechos.

Su repetida observación a través del microscopio le permitió cambiar esta percepción al confirmar que las vacuolas transportaban sustancias como aminoácidos y jugaban un papel activo en otros procesos.

Un hallazgo que le propulsó a conseguir la dirección de su primer laboratorio en 1988. Allí se “se pasaba horas” observando a las citadas vacuolas bajo la óptica de sus aparatos hasta que consiguió ser el primer científico en ver como se desarrollaba la autofagia, un concepto que surgió en la década de los 60, y que consiste en el proceso de auto degradación de las células en situaciones críticas como la falta de alimentos o algunas enfermedades.

“Quiero que mis estudiantes confirmen las cosas con sus propios ojos. Así se debe realizar la biología”, ha manifestado.

Sus investigaciones subsiguientes sobre este comportamiento natural que le llevaron a identificar los genes de la autofagia y su comportamiento similar en la levadura y seres humanos han sido precisamente las que le han otorgado hoy el Premio Nóbel de Medicina.

“Las mutaciones de los genes de la autofagia pueden provocar enfermedades y el proceso autofágico está implicado en varias afecciones como el cáncer y las enfermedades neurológicas”, aclaró el jurado al explicar la importancia de sus averiguaciones.

Oshumi publicó su descubrimiento en 1992 y después continuó investigando un proceso clave para entender la renovación de los componentes celulares.

Tras una infección, la autofagia puede eliminar la invasión de bacterias y virus intracelulares, y también sirve para suprimir las proteínas y órganos dañados, un mecanismo de control de calidad que es fundamental para contrarrestar las consecuencias negativas del envejecimiento.

Las mutaciones en los genes en la autofagia pueden causar enfermedades genéticas y se han relacionado con el cáncer. Actualmente, existen toda una plétora de proyectos científicos para desarrollar fármacos que puedan manipular la autofagia para usarla en los tratamientos de dolencias como el Parkinson, la enfermedad de Huntington o el citado cáncer.

Thomas Perlmann, secretario general del Instituto Karolinska, encargado de seleccionar a los galardonados, aseguró a los medios de comunicación que el investigador japonés -que es profesor del Instituto de Tecnología de Tokio desde 2009- reaccionó con un gran grito cuando se le dio la noticia.

“Creo que él no lo esperaba”, precisó Perlmann.

Ganador de numerosos galardones en su país, Oshumi defiende que los investigadores no se dejen guiar por los comportamientos convencionales y se arriesguen a estudiar materias o procesos arrinconados por el interés general.

“Si quieres realizar carrera como científico, tienes que hacer lo que nadie está haciendo, si lo consideras interesante. La investigación no es fácil. Sin embargo, si realmente te atrae un asunto, finalmente conseguirás superar todos los obstáculos, incluso aunque tu trabajo no sea apreciado durante algún tiempo”, ha declarado el nuevo Premio Nobel.

….oOo….

al japonés yoshinori ohsumi

Nobel de Medicina para el mecanismo por el que las células se comen a sí mismas

  • La autofagia es un proceso por el que las células reciclan sus componentes viejos e inservibles

imagen-sin-titulonobel3

Yoshinori Ohsumi, ganador del Premio Nobel de Medicina 2016. (Reuters)

Teknautas…. 03.10.201611:31 H.

El investigador japonés Yoshinori Ohsumi ha recibido el Premio Nobel de Medicina o Fisiología por sus trabajos sobre la autofagia (que significa ‘comerse a sí mismo’ en griego). Este mecanismo permite al organismo desgradar y reciclar los componentes celulares inservibles, y su mal funcionamiento puede provocar enfermedades como el cáncer. El galardón ha sido anunciado esta mañana en el Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia).

Las células reciclan sus contenidos cuando estos dejan de funcionar correctamente. La autofagia es de vital importancia en procesos fisiológicos como la adaptación al hambre y en respuesta a las infecciones. Una mutación en los genes responsables de este mecanismo es suficiente para provocar desde cáncer a enfermedades neurológicas como el párkinson.

El concepto de la autofagia vio la luz en los 60, cuando los investigadores observaron por primera vez que las células podían destruir sus propios contenidos encerrándolos en membranas que eran transportadas hasta los lisosomas, compartimentos de reciclaje. El hallazgo de estos cuerpos le valió el Nobel al investigador belga Christian de Duve en 1974.

El fenómeno de la autofagia resultó ser extremadamente difícil de estudiar, por lo que poco más se supo… hasta que a comienzos de los 90 llegó Yoshinori Ohsumi.

Investigando levaduras panaderas, Ohsumi logró identificar los genes responsables de la autofagia y mostró que el reciclaje celular también tenía lugar en nuestras células.

La autofagia controla un gran número de funciones fisiológicas importantes. Permite obtener ‘combustible’ rápidamente reciclando componentes, por lo que es fundamental para combatir el hambre y el estrés. También posibilita la eliminación de células infectadas con virus y bacterias, y participa en el desarrollo embrionario y la diferenciación celular.

La autofagia sirve para combatir el envejecimiento celular, y su mal funcionamiento puede causar desde cáncer a párkinson

Además, al eliminar proteínas y orgánulos dañados, las células aprovechan este mecanismo de ‘control de calidad’ para contrarrestar las consecuencias negativas de la vejez.

Yoshinori Ohsumi, nacido en 1945 en Kukuoka, trabaja actualmente en el Instituto de Tecnología de Tokyo. Se trata del vigésimo tercer japonés en recibir un premio Nobel, el sexto en la categoría de Medicina o Fisiología.

…oOo….

Ninguna respuesta to “Los mecanismos de la autofagia”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: