Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

Citas con hombres maduros


HISTORIAS

‘Sugar babies’, el negocio de citas con hombres maduros a cambio de “la voluntad”

14745622067068

KAPONIA ALIAKSEI |SHUTTERSTOCK

IZABELA PECHERSKA…. 26/09/2016 03:04

El marido de Lina cumple condena por tráfico de drogas en una prisión catalana. Mientras tanto, ella disfruta de paseos en yate, cenas elegantes en medio del mar, restaurantes lujosos y hoteles de cinco estrellas pese a estar en paro y sin papeles. Esta colombiana de 29 años es profesora de arte y reside desde hace nueve meses de forma ilegal en nuestro país. Sin embargo, su ocupación como sugar baby a espaldas de su marido le permite mantener este elevado tren de vida mientras espera para regularizar su situación en España. Ella ofrece compañía, afecto y conversación a hombres maduros a cambio de “una colaboración”.

Se trata de un fenómeno procedente de Estados Unidos que ha llegado con fuerza a España. Una dinámica de relaciones entre hombres maduros y acaudalados (sugar daddies) con jovencitas atractivas (sugar babies). Ellos proporcionan un ambiente de lujo y grandes cantidades de dinero. Mientras tanto, ellas ofrecen su compañía, que habitualmente, incluye relaciones sexuales. Una suerte de relación de noviazgo con fecha de caducidad y a cambio de dinero entre varones ricos y maduros con atractivas mujeres que tienen la edad de sus hijas.

Para entrar en contacto, emplean páginas como Seeking Arrangement. Una suerte de plataforma de citas con algunos elementos que recuerdan a webs de escorts de alto standing. Tan solo en España, esta web cuenta con más de 17.890 sugar babies y 3.312 sugar dadies. La web define este tipo de prácticas como “relaciones abiertas, honestas y basadas en la verdad” al tiempo que emplean palabras como “acuerdo”, asociadas al mundo mercantil y de los negocios. “Cada relación exitosa es un acuerdo entre dos partes. En negocios, los socios firman acuerdos que marcan los objetivos y expectativas. Del mismo modo, las relaciones románticas sólo pueden funcionar si dos personas aceptan lo que esperan, y lo que pretender recibir de cada uno”, señala a modo de reclamo el fundador de la plataforma, Brandon Wade en esta página donde sentimientos y negocio parecen ser parte de una misma cosa.

“Ideales para las personas que no quieren ataduras”, afirma David Montrose, sugar daddy desde hace 10 años. Para quitarle aún más el romanticismo, se las denomina “acuerdo”, donde ambos miembros de la pareja deciden los términos de su relación antes de entrar en ella. Otra característica de estas relaciones es la clara diferencia de edad, donde el promedio de edad de los sugar babies es de 21 a 27 años (el 40% de las registradas en la página Seeking Arrangement son estudiantes), mientras que la edad de los sugar daddies es de 40 años de media, y tienen un ingreso medio de 245.790 euros al año.

“Ellos tienden a entrar en lo sentimental pero yo no busco nada de eso”

Lina Alvarez es morena, tiene una sonrisa deslumbrante, ojos marrones y dos piercings (uno en el labio y otro en la nariz) adornan su rostro. Se describe como una persona cálida y agradable, ni muy guapa, ni fea asegura que hay chicas más guapas que ella y no se deja llevar por lo material. Cuando todavía vivía en Colombia, estaba registrada en Seeking Arrangement, pero no le funcionaba tan bien como ahora. Ha estado con diez sugar daddies y de ellos habla con mucho cariño “son personas que quieren compañía, ir a cenar, dar paseos y les gusta mucho hablar. Son gente muy culta con mucha conversación, no voy a encontrar a personas así en otro sitio”, dice con su acento colombiano desde el otro lado del teléfono.

En la página, gratuita para babies y de pago para daddies y mommies, después de ver su perfil y revisar las fotos que tiene colgadas, le escriben por el chat, ella les pregunta si les gusta y si la respuesta es afirmativa, les da su número de teléfono para hablar por WhatsApp. Pero Lina busca a personas que quieran hablar, si solo buscan sexo no le interesan. “He tenido malas experiencias porque una vez que les he dado mi número, algunos me han hablado y me han pedido fotos, y en cuanto veo que solo les atrae el físico para tener sexo: chao“.

Después de intercambiar conversaciones por la aplicación de mensajería instantánea queda con ellos en una primera cita. Lo primero: explicarles su situación, y a cambio de compartir su tiempo con ellos pide ayuda económica, sin presiones por ambas partes. “No llegamos a ningún acuerdo en concreto, si les gusto en persona les digo que cuando les apetezca y estén por los alrededores me llamen y nos vemos”.

Tiene facilidad para la conversación y hace bromas en los primeros encuentros para romper el hielo. Con su abierta personalidad consigue que sus interlocutores se suelten y confíen rápido. “Nunca me he sentido incómoda, todo lo contrario”. Describe a sus sugar parejas como generosas, respetuosas y educadas. Recalca que todos le ofrecen viajar pero en su situación ella no puede salir del país.

De esas diez parejas, con cinco ha mantenido relaciones sexuales y con dos de ellos tiene contacto frecuente, vienen a veces (uno desde Londres y el otro desde Dinamarca) a España a verla exclusivamente. “Ellos tienden a entrar en lo sentimental pero yo no busco nada de eso por mi situación y sí que lo respetan”.

La franja de edad de hombres con los que ha estado es de 39 a 55 años. Con algunos surge el sexo, mientras que con otros no. Las relaciones sexuales surgen de manera natural. Le atraen por su personalidad y conversación, “si me acuesto con ellos es porque me gustan”.

Se siente mal por su situación, pero sus sugar‘parejas lo entienden. La única persona de su entorno que sabe su situación es su hermana. “Entiende lo que hago y porqué, nadie te trata como si fueses una escort. La experiencia con todos ellos ha sido buena hasta ahora y se siente cómoda en este momento con este tipo de relaciones y no planea dejarlo a corto plazo, al menos hasta que su situación se arregle. “Voy a sacarle provecho mientras pueda”, concluye.

14739369440415

5 millones de usuarios registrados

Aunque Seeking Arrangement es la página más popular en este sentido gracias a más de 5 millones de usuarios registrados en todo el mundo existen otras webs dónde establecer este tipo de relaciones como WhatsyourPrice (¿Cuál es tu precio?), Seeking Millionaire (buscando un millonario) o Miss Travel (Miss Viaje).

Aparentemente, este tipo de webs funcionan como una página más de citas. Las personas disponen de perfiles en los que subir sus fotos, información de contacto, preferencias, gustos, aficiones, etc. Sin embargo, los perfiles de los sugar daddies y sugar mommies – también existen mujeres en esta categoría pero representan un porcentaje marginal respecto al total- disponen de un espacio en el que se incluye el “presupuesto” que le pueden dar a su pareja. Mientras tanto, las sugar babies cuentan en su perfil con un espacio para describir sus “expectativas de estilo de vida”.

Ahí es es precisamente dónde entra en juego “el acuerdo”. En la generosidad de los daddies y mommies que se encargan de asistir económicamente a sus eventuales parejas.

¿Prostitución?

Para la RAE, prostitución es la “actividad de quien mantiene relaciones sexuales con otras personas a cambio de dinero”. Una definición que parece encajar a la hora de describir el tipo de relaciones que se establecen entre los sugar daddies y las sugar babies.

Sin embargo, desde la plataforma niegan tajantemente de que se trata de una página en la que se fomente esta práctica, que aunque tolerada en España, se encuentra prohibida en el principal mercado de estas prácticas: EEUU. “La prostitución es un intercambio de sexo o actos sexuales a cambio de dinero, y a quién se dedica a ello se le considera que su ocupación es un servicio de trabajador sexual. En la prostitución, el sexo no forma parte de ningún acuerdo, está implícito”, explica Angela Jacob Bermudo, portavoz de Seeking Arrangement. “Las sugar babies no son proveedoras de servicio y el sugaring [la relación que se produce entre ambas personas] no es un trabajo”, concluye.

Desde la página, intentan vender a estos “dulces papis” y ” dulces mamis” como personas saludables y generosas con sus parejas que por falta de tiempo no pueden tener una relación tradicional. Mientras tanto, a las “dulces bebés” (sugar babies) las perfila como gente ambiciosa que quieren quedar con parejas poderosas, serviciales, pacientes y nunca celosas.

Los países en los que mejor funciona la página son:

  1. Estados Unidos
  2. Reino Unido
  3. Canadá
  4. Australia
  5. Francia
  6. China
  7. Colombia
  8. Irlanda
  9. Alemania
  10. Países Bajos

“Los regalos materiales aseguran que la relación sea sin ataduras”

Hace diez años tuvo su primera pareja sugar. David Montrose ha contado sus experiencias como sugar daddy en un libro y en su blog titulado igual que su libro y ha hablado con FCINCO para contar su historia.

Comenzó en el sugar dating hace diez años, después de separase de su mujer, quería salir y fuera y divertirse junto a una mujer joven. “Una de ellas me preguntó si la podía ayudar con algo de dinero y lo hice. Esa fue mi primera vez. Me gusto porque eso daba algo de control en la situación”, responde en un correo electrónico desde el otro lado del charco. Regalos que negocia, normalmente, en la primera o segunda cita.

Involucran, pero esto mismo significa que no puedes enamorarte de la otra persona convirtiendo la relación en algo casual. A pesar de eso, cuenta que una vez se enamoró. Ella tenía veinte años. Acabó con la relación.

“Obviamente, yo no me voy a casar con alguien que sea veinte años más joven que yo. Solo nos divertimos juntos y el dinero solo hace que las cosas más fáciles”.

Busca que una sugar baby sea inteligente, independiente e interesante. Además, tiene que ser atractiva, “pero hay otras cosas más importantes, no sólo como es ella físicamente”, reconoce. Personas con los pies en la tierra para sentirse a gusto. A cambio les ofrece dinero. “Eso es lo que ellas quieren, así que se lo doy”.

David Montrose, el seudónimo que utiliza el hombre de éxito, ha tenido malas experiencias. Mujeres que han intentado aprovecharse de él por su dinero. “Comenzaban a pedirme más cosas: dinero para un coche de alta gama, dinero para sus hijos, para todo. Se volvieron codiciosas y querían que las tratase como si fuesen mi esposa”, relata. En cuanto le ve el plumero a una mujer como esas rápidamente las deja.

A través de páginas webs y mensajes en línea conoce a las sugar babies con las que sus relaciones suelen durar un mes o dos. Un par de citas casuales aunque se pueden alargar años. “La mayoría de mis relaciones duran poco, pero otras han llegado a los dos años”, confiesa.

Hubo un par de chicas que se enamoraron, una de ellas, al igual que hizo David en su momento, decidió dejarle porque no había sido esa su intención. Esa fue Amanda, sobre quién habla en su libro Sugar Daddy Diary.

En estos diez años confiesa que ha hecho muy buenos amigos y recomienda a los que se van a introducir en estas relaciones que abran la mente porque “en el sugar dating uno puede conocer diferentes tipos de personas que de otra manera nunca conocerían” y a la vez aconseja que las nuevas babies tengan cuidado. “No todos los hombres mayores que hay son buenas personas, algunos solo quieren aprovecharse de las mujeres”.

….oOo….

Ninguna respuesta to “Citas con hombres maduros”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: