Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

La ventosidad


LOREM IPSUM

Bertín se pee

  • Bertín demostró esta semana su alto conocimiento del Siglo de Oro
  • En la intimidad marital en vez de hablar catalán, él se pee (o, en algún que otro irregular caso, se peye).
  • Gracias y desgracias del ojo del culo de Quevedo. (“el pedo es vida, el pedo es muerte / y tiene algo que nos divierte”), dice el poema de Quevedo.
  • Tratado del pedo

14735262337233

MEDIASET

LUIS MARTÍNEZ…. 11/09/2016 02:57

Bertín demostró esta semana su alto conocimiento del Siglo de Oro. De todo él, sin obviar, como tantos otros, la parte siempre más vergonzantemente oculta. Como ya sabrán, no tuvo reparo en reconocer, para regocijo y alborotamiento general, que en la intimidad marital en vez de hablar catalán, él se pee (o, en algún que otro irregular caso, se peye).

Fue Quevedo, que no el de Osborne, el que en su opúsculo nunca suficientemente citado “Gracias y desgracias del ojo del culo” ya dejó claro que la ventosidad, antes que nada, es prueba de amor, “pues hasta que dos se han peído en la cama, no se tiene por aposentado el amancebamiento”.

Y eso es verdad, independientemente de la condición u oficio del dueño del culo, de las antífonas, del trancahílo o de las asentaderas.

Ya un viejo tratado anónimo, no en balde titulado Tratado del pedo, definía de forma docta al que los latinos llamaban crepitus ventis como 2la composición de vientos que expiran emitiendo ruidos o, por el contrario, silenciosamente”. Francesc Mulet, dominico y escritor satírico del XVII, también le dedicó un texto con idéntico epígrafe.

Digamos que, entre bromas y veras, una literatura oculta se ha dedicado a clasificarlo, ordenarlo y rescatar de las sombras los supuestamente 62 sonidos (lo dice el tratado) que es capaz de producir nuestra recta anatomía por el recto, incluida (o especialmente) la de Bertín. Pero lo relevante, más allá de las risas (“el pedo es vida, el pedo es muerte / y tiene algo que nos divierte“, dice el poema de Quevedo), es otra cosa.

Con la confesión, el presentador no sólo alcanzó el grado más alto de campechanismo ibérico jamás conocido, que lo hizo, sino que acertó a arrojar luz sobre la triste condición humana. Cuando el autor de El Buscón se enfanga en sus disquisiciones escatológicas lejos de él la tentación del aplauso fácil. Su sátira, como la pintura de Grosz, enfrenta a sus contemporáneos a la naturaleza podrida de sus sacrosantos ideales. Como dejó establecido Juan Goytisolo en Quevedo: la obsesión excremental es imposible comprender la profundidad amarga de la obra del escritor renunciando a su producción más jocosamente impía.

Pues bien, Bertín lleva toda una vida dedicado a demostrarnos en sus carnes que más allá del simple y puro excremento no hay nada. Lo suyo es una televisión blanda eyectada sobre la mirada del espectador con los modales impúdicos de lo cutre. Pero, esto, que muchos tachan de vil, en realidad posee el gesto noble del sacrificio. Como héroe que es, se inmola para poner en evidencia el aquelarre de mierda (con perdón) en el que sin amago de culpa chapoteamos.

Por ello, el gesto revolucionario de reivindicar la nobleza del ojo del culo como faro e instrumento con el que medir audiencias. Porque así como por los ojos de la cara ha habido “incestos, estupros, adulterios, iras y robos… ¿cuándo por el pacífico y virtuoso ojo del culo hubo escándalo en el mundo, inquietud ni guerra?”. Lo dice Quevedo y lo pee Bertín.

….oOo….

Ninguna respuesta to “La ventosidad”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: