Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

Cáncer de tiroides


ESPECIAL.- Día Mundial contra el Cáncer

Adiós al cáncer de tiroides y bienvenida la nueva vida

14545859218857

Juliana Blasco ya ha superado el cáncer de tiroides. Sergio Gonzalez Valero

LAURA TARDÓN… Madrid…. 24/02/2016 03:03

El de tiroides es “uno de los tumores con mejor pronóstico”. Sin embargo, mientras Juliana (de 31 años) escuchaba estas palabras cuando su médico le transmitía el diagnóstico (hace ahora dos años), ella no podía dejar de pensar sólo en una: ‘cáncer’. “Me preguntaba si podría haberse extendido o si mi tumor sería justo de los que no evolucionaría bien […] Hasta que no vi que había desaparecido, no me quedé tranquila”. Y hoy, además de aliviada, se encuentra felizmente embarazada. Ha dicho adiós al cáncer y empieza a ‘abrazar’ una nueva vida.

Casos como el de Juliana, unos 2.000 al año en España, lo que supone una incidencia anual de 3,8 por cada 100.000 españoles; en el mundo, entre 0,5 y 15. Según las estadísticas, casi dos de cada tres afectados son menores de 55 años. La buena noticia es que “el 90% de los pacientes tiene un excelente pronóstico y se cura“, afirma Juan Carlos Galofré, del departamento de Endocrinología y Nutrición de la Clínica Universidad de Navarra (Pamplona) y coordinador del Grupo de Trabajo de Cáncer de Tiroides de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (TiroSEEN).

Se desconocen las causas precisas de la mayoría de los cánceres de tiroides. Influye el sexo (es más frecuente en las mujeres), la edad, una alimentación con exceso o escasez de yodo, la radiación… Existe evidencia científica que asocia este último desencadenante al cáncer de tiroides. Varios estudios han mostrado un mayor riesgo de este tipo de tumor en niños y adultos debido a la radiación de armas nucleares o accidentes en plantas energéticas, como el de Chernobyl (en 1986).

“Aproximadamente el 5% de los casos de cáncer de tiroides se debe a factores genéticos”, afirma el especialista de la SEEN. Es decir, determinados cambios en el ADN de una persona hacen que las células del tiroides se conviertan en cancerosas. Dicha alteración genética se puede heredar. Precisamente el tumor de Juliana responde a este factor.

Entre los antecedentes de cáncer en su familia, destaca el tumor del hueso en la rodilla de su prima. Además, “hace 10 años, mi hermana tuvo el mismo cáncer que yo (cuando tenía 25 años, ahora tiene 35)”. La prima de Juliana también sufrió cáncer de tiroides. Fue entonces cuando los médicos decidieron “hacernos un chequeo a toda la familia”. Son cuatro hermanas. Aparte de la afectada, dos de ellas no mostraron indicios de tumor. Por el contrario, las pruebas médicas de Juliana evidenciaban nódulos y un tamaño grande de la tiroides. “Tanto a mí como a mis hermanas nos dijeron que teníamos que tomar  Eutirox (para regular la función tiroidea) como prevención”. Desde aquel momento, “las revisiones (análisis de sangre y acografía de la tiroides) eran anuales para comprobar la evolución de los nódulos”.

Todo iba bien hasta que, 10 años después, el chequeo aguardaba con malas noticias. “En la ecografía se veían más nódulos con mayor tamaño y la tiroides más grande”. En esta ocasión, los médicos sí le realizaron una punción a Juliana. Como argumenta Galofre, “las guías médicas americanas que se acaban de publicar en 2016 recomiendan no biopsiar (para concluir si es cáncer o no) hasta que los nódulos no midan más de un centímetro. Hacerlo antes implica la posibilidad de que se encuentren células que parecen cancerígenas, pero que realmente no lo son. Conviene esperar con un buen control y un adecuado seguimiento. Generalmente, estos tumores evolucionan muy lentamente. Hay pacientes que pasan 20 años de seguimiento sin cambios en los nódulos o incluso desaparecen”.

La biopsia de Juliana no mostró resultados concluyentes, pero dado el número y la dimensión de los nódulos, los especialistas optaron por extirpar uno de los dos lóbulos de la glándula tiroidea. Su médico fue contundente: “Si fueras mi hija, haría que te operaran hoy”.

Nuevas guías: tratamiento conservador

Tras la intervención, 12 días de incertidumbre. Efectivamente, el cirujano había encontrado células cancerígenas y le recomendó volver a quirófano para extirpar el otro lóbulo. “Las últimas guías señalan que si  los nódulos son menores de cuatro centímetros y no tienen histología agresiva, puede ser suficiente quitar sólo la mitad de la tiroides”, expone el experto. “Las cirugías menos agresivas suponen menos complicaciones, tales como lesiones en el nervio recurrente -que afecta a la voz-“. Además, “siempre es bueno que quede algo de tiroides para regular la función del metabolismo basal, salvo que el tumor sea agresivo (mida más de cuatro centímetros, se produzca en personas mayores de 45 años, que tengan adenopatías del cuello, rasgos citológicos agresivos de mayor peligrosidad….)”.

En la práctica general, lo cierto es que “se suele quitar todo el tiroides“, apunta Galofré. “El tratamiento es eficaz para erradicar la enfermedad en la mayoría de los casos. No obstante, estamos sobretando a pacientes que no necesitarían muchas de las intervenciones que se les aplican. Nos ‘curamos en salud’ tratando a todos los cánceres por igual aunque la mayoría de estos cánceres sean de buen pronóstico, por lo que necesitarían cirugías menos agresivas, seguimientos más laxos, y menos terapias de yodo radiactivo”.  Precisamente, en esta línea apuntan las nuevas guías: “Cirugías y tratamientos más conservadores”.

Tratamiento con radioyodo

En el caso de Juliana, aunque la idea inicial era no prescindir de toda la glándula tiroidea, finalmente se determinó por eliminar el segundo lóbulo. Entre la primera y la segunda intervención transcurrió un mes escaso. Ya, sólo le quedaba una etapa más en el tratamiento. No era ‘quimio’ sino yodo radiactivo, para eliminar posibles restos o hipotéticas metástasis. Antes, debía mantenerse cuatro semanas sin tomar Eutirox. Estos días previos “fueron duros, porque se descontrolan las hormonas. Tenía sueño a todas horas, me cansaba mucho, se me hinchaban las manos y los pies, tenía mareos y cambios emocionales muy bruscos…”.

El tratamiento con yodo radiactivo consistió en ir al hospital, tomarse una pastilla de yodo y permanecer cuatro días encerrada en una habitación de plomo. Durante ese tiempo, no hay contacto físico. “Hasta la pastilla te la dan metida en un tubo para no tocarla […] Como el radioyodo se elimina por la orina, el váter es especial”, está diseñado para que la micción resida durante seis meses en un tanque seguro, hasta que se pase el efecto de este elemento químico. “Las enfermeras entraban una vez al día y te hablaban situadas por detrás de un panel de plomo”. En cuanto a las visitas, no podían durar más de 30 minutos diarios.

Tras estos cuatro días de aislamiento, ya en casa, Juliana debía cumplir con otras directrices durante cinco jornadas más: “Sólo podía estar con gente a dos metros de distancia y no más de dos horas al día”.  Además, tenía que evitar la compañía de embarazadas. En ninguna de las dos terapias de yodo “sentí los síntomas que me advirtieron que podían aparecer, como las náuseas, fiebre, inflamación…”.

Al cabo de un año, tuvo que pasar de nuevo por este proceso. Esta vez, no como tratamiento sino como diagnóstico, “para ver si se había reproducido algo”. Las dosis fueron más reducidas y se fue a casa el mismo día, aunque con las precauciones de siempre. La gran noticia: no había ni rastro de cáncer. Ahora, un año después, recién estrenado 2016, esta psicopedagoga infantil tiene otra buena nueva: “Estoy embarazada”. Más feliz que nunca, Juliana dice sentirse “fenomenal y muy emocionada”.

El tumor que hace dos años entró en su vida era uno de los tres tipos más frecuentes en la glándula tiroidea (carcinoma papilar, que supone ocho de cada 10 casos de cáncer de tiroides) y que mejor pronóstico tiene. “No suele reproducirse”, apunta Juliana. Ahora, en su estado, los médicos le han explicado que “es muy importante controlar el nivel hormonal. Se va a ir ajustando cada dos o tres meses”. Como señalan los expertos, teniendo en cuenta que el periodo crítico del desarrollo neurológico del feto tiene lugar de forma temprana en la gestación, es importante el tratamiento adecuado  para reducir las complicaciones obstétricas y obtener un impacto favorable en la descendencia.

Reto: Marcadores tumorales

La inmensa mayoría de las personas que sufren este tipo de tumor presenta un buen panorama, a pesar de que el índice de recurrencia oscila entre el 20% y el 35%. Por esta razón, es crucial cumplir con el calendario de revisiones, ya que la detección temprana de una recurrencia aumenta las posibilidades de que su tratamiento sea satisfactorio. En definitiva, el pronóstico de supervivencia a largo plazo es mayoritariamente bueno. El gran reto estriba en “descubrir marcadores tumorales que nos ayuden a identificar el pequeño porcentaje de tumores de tiroides que resultan ser agresivos”, comenta Galofré. A falta de estos marcadores, en la actualidad se están desarrollando ensayos clínicos con pacientes en los que no ha funcionado el tratamiento disponible. Concretamente, se están probando terapias dirigidas. La más avanzada: los inhibidores de tirosin-kinasa. Son pequeñas moléculas que se administran por vía oral y están autorizadas para diferentes tipos de tumores (Sorafenib, Vandetanib, Sunitinib y Pazopanib), tanto por la Agencia Americana del Medicamento (FDA) como por la Europea (EMA). Parece que en los casos de cáncer de tiroides resistente (algunos son españoles), consigue “mantener congelada la enfermedad, incluso se han registrado dos casos de remisión completa”, puntualiza Galofré. Probablemente, estas moléculas formen parte del arsenal terapéutico en los próximos años.

……oOo……

Ninguna respuesta to “Cáncer de tiroides”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: