Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

La ruptura de una relación


PSICOLOGÍA

Siete razones para decir adiós a una relación

  • Lo has intentado todo, pero no hay manera… Aquí están los motivos de peso por los que es mejor decir adiós
  • El respeto hacia uno mismo y hacia el otro guiará los pasos para tener la ruptura menos traumática posible

14508854777425

La ruptura de una relación. ZIMMYTWS

Ya hemos tirado de la cuerda, hemos dado las oportunidades pertinentes y hemos visto que la cosa no funciona. Que no, que por más que se intente algo falla, no fluye, no da más de sí. En esos casos, la cosa está meridianamente clara: lo mejor es decir adiós y quedarse con los buenos ratos. Aquí van siete razones (de peso) para hacerlo. Habrá para quienes siete no les sean suficientes, para otros sin embargo no hará falta decir nada más, pues como diría Sabina “para decir ‘con Dios’ a los dos nos sobran los motivos”.

1- La relación se ha vuelto tóxica

14508858143243

ANTONIO GUILLEM

Cuando vemos que la relación se está volviendo tóxica para nosotros, es mejor dejarlo y quedarse con lo bueno de esa vivencia. Según explica Silvia Carpallo, autora del libro Decirte adiós con un te quiero, “en ese momento en que nos damos cuenta de que la relación es tóxica, es mejor guardar buenos recuerdos y cortarla antes de que comencemos a crear sensaciones más negativas de las que ahora tenemos y que puedan tener repercusiones para nosotros o para el otro”.

Antes de seguir con las razones, es necesario explicar que, muchas veces, cuesta dejar una relación aunque veas que la historia ya no es como antes. Fundamentalmente, por tres motivos. Según explica Carpallo, primero, porque tenemos miedo a los cambios, a arriesgarnos, a salir de nuestra zona de confort. Segundo, por el miedo a no encontrar algo mejor y a pensar que ‘más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer’ y tercero por el miedo a estar solos, incluso a sentirnos excluidos de los grupos sociales en los que nos movemos no como persona individual, sino en pareja.

2- La pareja resta, en vez de sumar

14508858392969

EILLEN

“Uno de los objetivos de la vida es poder vivir con serenidad y plenitud”, asegura la psicóloga Patricia Ramírez Loeffler. Sin embargo, a veces parece que lo olvidamos pues “convivir con alguien que te dificulta, que no te suma, que te pone obstáculos, que tiene conductas celosas y, en casos extremos, que no te respeta ni te valora, es vivir una vida a medias“, sostiene. “No salimos de esa zona de confort porque creemos que vamos a sufrir pero tenemos que pensar que para tener una vida mejor hay que atravesar ciertas cosas: el desamor, la frustración, aprender a vivir etc”.

3- Los sentimientos ya no son los mismos

De algún modo, hemos notado que no sentimos lo mismo por esa persona, ya no la echamos de menos ni queremos compartir cosas que antes sí queríamos. También entonces es mejor dejar las cosas claras y sobre todo ser sincero con la otra persona, a lo mejor nuestra pareja sí está enamorada de nosotros y estirar la relación porque sí es dañar a la otra persona.

4- La vida sexual es inexistente

Si el sexo falta, algo importante falla en la relación. Cuando miras a tu pareja más como un compañero de piso que como un amante o notas que ésta ya no te mira con el deseo que te miraba antes, ahí está más que claro: la relación no va bien, de hecho, no va nada bien. Sin embargo, cuando hablamos de sexualidad no sólo nos estamos refiriendo al momento cama sino que también hablamos de complicidad, de miradas, de cariño, de detalles…

5- Porque falla la comunicación

14508858834479

VIEW APART

“La comunicación es algo esencial en una pareja, si no hay comunicación, la relación se torna bastante complicada”, afirma Ares Anfruns Nomen, psicóloga especialista en terapia de pareja. Sobre todo si esa mala comunicación persiste a lo largo del tiempo, si persisten las discusiones, si una parte de la pareja no se siente escuchada o se siente inferior al otro,…

6- Hay una falta clara de compromiso

14508859341480

ANTONIO GUILLEM

Cuando uno de los dos quiere dar un paso adelante en la relación y la otra persona no, la continuidad de la relación está en peligro. Por ejemplo, cuando uno de los dos quiere irse a vivir con el otro, casarse, tener hijos etc.

7- Nos merecemos ser felices

“Convivir o estar con alguien con el que no estas a gusto se considera una falta de respeto a uno mismo“, asegura Ramírez. Es decir, estando con alguien que ya no estás bien, y sigues por estar, por la rutina, por miedo a la soledad etc, de algún modo estas asumiendo un tipo de relación en el que no eres feliz, por tanto estás asumiendo que no te mereces ser feliz, y ¿es eso realmente lo que queremos?

Bonus: notas aclaratorias

Primero, intenta arreglar la situación. Antes de poner punto y final, al menos debemos haber intentado solucionar las cosas con esa persona, si es que realmente nos importa. Sólo si lo hemos intentado, realmente es mejor decir adiós. “Primero intentar arreglar lo que está defectuoso, porque muchas veces nos deshacemos de las relaciones como si fueran cosas, como si fuera más fácil comprarse alguien nuevo, cuando a lo mejor esa persona merece la pena como para esforzarse un poco más”, explica Carpallo.

Decir adiós no significa terminar de mal rollo. “Que se decida que es mejor terminar una relación no significa que haya que despedirse con rencor o con odio”, aclara Carpallo. A veces, aclara “si somos capaces de asumir que es mejor acabar, pero guardándonos el mejor de los sentimientos, seguramente nos sea más fácil pasar página y no vivir siempre arrastrando esos fantasmas escondidos en el armario”.

Nadie nos puede decir cuándo terminar con alguien, sólo nosotros mismos. [Salvando por supuesto aquellos casos delicados que por desgracia todos conocemos] Nadie nos debe decir cuando terminar una relación. De hecho, “un sexólogo nunca debe aconsejar a una pareja que rompa su relación, porque eso es algo que siempre debe decidir la pareja, o la persona, por sí misma”, apunta Carpallo. Los expertos en terapias de pareja pueden ver que una pareja tiene dificultades, también puede verlo el entorno de la pareja, pero la decisión de romper o no debe ser únicamente cosa de ellos, y por supuesto, cosa de dos.

….oOo…..

COMENTARIOS

churruca1 03/01/2016 08:31 horas

Hay dos tipos de amor: el amor al que se refiere este artículo -el infantil, el de los mundos de yuppi, el de los eternos adolescentes caprichosos e inmaduros- y el amor verdadero. El artículo, es curioso, en ningún momento se refiere al amor verdadero, al menos es sincero en cuanto a eso, se refiere a “en una relación de pareja”, o lo que quiera que eso sea. Pues resulta que, obviamente, si una o las dos personas son incapaces de amar la relación fracasará. Yo creo que la relación fracasará en el momento en que uno -estoy hablando de un hombre o mujer maduros e inteligentes, no de adolescentes, aunque sean de 40 años- pierde su preciado tiempo en leer artículos tan estúpidos como este.

churruca1 03/01/2016 08:37 horas

Mira tú por donde que yo también voy a jugar a ser “psicólogo”, que parece que es la moda moralista de turno: antes te decían los curas lo que había que hacer, ahora lo hace la telebasura o los psicólogos. En una relación hay dos etapas: la primera etapa -pongamos 3 años- en la que todo es pasión, sexo, idealización del otro y todo es maravilloso y divino de la muerte; luego viene la segunda etapa -aquí es donde fracasan todas las relaciones, otras incluso antes-, que es la etapa del amor verdadero o maduro, donde descubrimos que nuestra pareja tiene miserias de todo tipo, es imperfecta, igual que todo ser humano, todos nosotros lo somos, la naturaleza humana es así de real y cruda. Aún así, si hay amor verdadero, aceptarás las miserias de tu pareja o la incapacidad de superarlas, igual que uno amar incondicionalmente a sus hijos o sus padres -bueno, algunos tampoco, las miserias son infinitas-.

churruca1 03/01/2016 08:41 horas

Esa es la realidad de la vida porque, a ver si nos enteramos, la adolescencia y los mundos del yoyismo, la cursilería y Yuuppi de la muerte deben terminar en su etapa correspondiente, pongamos 16 0 17 añitos. Yo le preguntaría a la autora del artículo, con su pontificación psicologizante, si una pareja cualquiera de ancianos, que seguro no tienen sexo ni otras cosas que dice, pero que llevan juntos toda la vida, son “felices” o deberían romper y volver a empezar de nuevo, como si fueran adolescentes descerebrados en celo. Pero, insisto, al menos el artículo es sincero en una cosa: habla de “relaciones”, no habla de amor, y mucho menos de amor verdadero, es que no hay otro, lo otro se parece más al odio o a la indiferencia.

silviayanke 03/01/2016 10:55 horas

pienso que no hay normas en la pareja pero si una etica. la ética del respeto y el amor en primer lugar a uno mismo y la capacidad de amor y tolerancia al otro no se pone en el articulo, lo difícil que es hoy ,sin un contexto social y una cultura ,poder poner el deseo de “pareja” en marcha. vivimos en el todo es posible y en el no compromiso, en quemar las historia o “no” hacer historia,en cierta futilidad o ingravidez del sujeto que la posibilidad de hacer una buena elección,no se si para toda la vida,también es compleja, esta inmersa en lo arriba enunciado tal vez la reflexión Beatriz debiera ir por estos derroteros.saludos ver causas y no, consecuencias y arreglos que las mas de las veces son dolorosos

Amalahuigue 03/01/2016 11:11 horas

Todo seria mucho mas facil si la mujer no intentara constantemente,ponerte la pata encima,tomar posesion de uno como si fuera un trofeo.Aparte de la mania que tienen muchas de separarte de tu familia y amigos,algo que no debemos permitir de ninguna manera.Se que los hombres tambien somos infieles (la gran mayoria) y tenemos otros muchos defectos mas o menos soportables pero,bajo mi experiencia personal y por lo que me cuentan otros hombres,casi siempre la que rompe la relacion es la mujer.

churruca1 03/01/2016 11:38 horas

@oekohaus #8CerrarC @ churruca1 # 3 Comparto tu opinión. Se quiere reemplazar el amor por “relaciones de pareja” Exactamente, más claro y resumido no lo has podido escribir. A las élites moralizantes de ahora -medios de comunicación, poder económico,…- les interesa atacar a la estabilidad familiar; son más “rentables” las relaciones de pareja, el usar y tirar e ir saltando de flor en flor y no las relaciones maduras y estables. El capitalismo busca el cambio, la acción, el dinamismo, el consumismo y el matrimonio se ve como algo aburrido, estático, estable, duradero. Se nos inculca que no se puede amar a la pareja como a un hijo, a un hermano o a un padre ¡como si la pareja no fuera tu familia! ¡Como si la pareja fueran unos genitales de los que poder disponer al capricho o cuando aprietan los instintos! Por este camino, pasa lo que pasa y la sociedad irá a peor, de hecho yo creo que la decadencia es ya irreversible.

pepeperez555 03/01/2016 12:11 horas

Psicología barata, frases vacías sobre situaciones que son falacias. Las relaciones de pareja, como todas las interacciones entre individuos, están marcadas por nuestra biología y nuestras reacciones fisiológocas más primitivas. Todo gira en torno a la necesidad inconsciente de mantener una relación que nos de seguridad, estabilidad y vida confortable, que nos resulte atractiva físicamente (que creamos que la prole obtenida de nuestra relación será lo suficientemente fuerte, inteligente y hermosa y que sea un prolongación de nostros mismos, pero corregida y mejorada). A partir de estas ideas básicas, construyan las teorías que quieran.Una mujer que crea que su pareja le proporciona esa vida fácil y cómoda, con hijos estupendos, cuya vida será también fácil y productiva, con el consiguiente atractivo físico; esa mujer jamás dejará a su pareja.

Habundio Je habundio1 03/01/2016 12:47 horas

He conocido a algunas que han salido de Guatemala para meterse en Guatepeor. Alguna gente, no es que tenga problemas, es que “ellos son el problema”. Claro, luego, se piensan que cambiando de pareja van a ser felices de la vida. Craso error. Lo peor de las rupturas: Los hijos. Por lo demás, cada uno es muy libre de ir “probando” a ver si alguna vez suena la flauta, que va a ser que no. Mr Right, no existe

Habundio Je habundio1 03/01/2016 13:28 horas

Una buenísima razón para dejar a tu pareja (masculina), es, quedarte con su casa, con una pensión compensatoria y otra de alimentos si tienes un hijo. Luego, a vivir que son dos días, que la vida es bella.

….oOo….

 

Ninguna respuesta to “La ruptura de una relación”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: