Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

La actriz con más admiradores de la historia


TIEMPO RECOBRADO

La dama de blanco

  • La Belle epoque fue una época de faldas largas, sombreros apabullantes, zapatos estrechos, tacos altos, todo lo que dificultase el caminar .
  • Las mujeres se conducían como objetos frágiles y preciosos.
  • Sin embargo muchas de ellas rompieron con estas convenciones, así encontramos a Sarah Bernhardt quién fue caricaturizada casi hasta el infinito.
  • Se crearon en torno a ella innumerables leyendas, se decía que tenía leones domesticados, que le rompió los dientes a un instructor de boxeo.
  • Que dormía con sus amantes en un ataúd.
  • Con los años cosechó una enorme fama por todo el mundo.
  • Tuvo miles de amores.
  • De un amor muy juvenil nació su hijo Maurice.

sarah

Sarah Bernhardt

14517085268675… PEDRO G. CUARTANGO….. Actualizado 02/01/201607:01

Cuando yo conocí a aquella joven en el verano de 1980 ni siquiera me sonaba el nombre de Sarah Bernhardt. Vestía siempre de blanco y tenía los ojos verdes. Acostumbraba a llegar al atardecer a la Pointe des Poulains, el paraje mas solitario de Belle-Île, donde el mar batía con fuerza contra las rocas.

Había allí un gran cubo de hormigón de dos pisos, con un jardín abandonado, a pocos metros del océano. Las puertas y las ventanas estaban cerradas a cal y canto. Me dijeron que había sido un fortín militar. Venciendo mi timidez una tarde, la última que la vi, la pregunté por qué frecuentaba aquel acantilado solitario. Su respuesta fue: “Siempre volvemos a los lugares del pasado en los que hemos sido felices”.

images

Muchos años después, tal vez veinte, me topé en una revista con una fotografía de la gran actriz francesa Sarah Bernhardt. Era asombrosamente parecida a la joven que yo había conocido en Belle-Île: los ojos entornados, la sonrisa triste, el mismo aire ausente.

Empecé a indagar sobre su pasado y supe que en 1894 Sarah había visitado la isla y que sufrió un flechazo al pasear por el paraje y observar que el fortín estaba en venta. Lo compró, lo remodeló, ordenó construir un jardín y una pista de tenis e hizo instalar una tapia. Allí pasó largas temporadas hasta que, tras la amputación de una pierna y muy enferma, decidió venderlo en 1922.

Por Pointe des Poulains pasaron algunos de los muchos amantes de esta mujer, entre ellos, Victor Hugo, el Príncipe de Gales, Gustave Doré y Gabriele D’Annunzio. Bernhardt, hija de una cortesana, tuvo una azarosa vida sentimental, marcada por su difícil infancia.

imagesCK3XNIGI

Ella misma contó en alguna ocasión que una de las cosas que más le gustaban era encerrarse en el caserón para escuchar los aullidos del mar durante una tempestad. En verano, se movía con dificultad entre las rocas, porque sufría una grave lesión, para atrapar gambas con una red de pesca. “La isla es un diamante irisado por el reflejo de cielo sobre el mar”, escribió.

Sarah Bernhardt ha sido probablemente la actriz con más admiradores de la historia. Era agasajada por jefes de Estado y cortejada por políticos, banqueros e intelectuales. Cuando estaba en escena no actuaba, dejaba fluir sus sentimientos.

imagesNUCCIF70

En el año 2000 el fortín fue comprado por la municipalidad y, seis años después, se restauró el inmueble y se abrió un museo dedicado a la actriz, en el que se reproducen las habitaciones y el mobiliario que utilizaba la musa parisina.

Belle-Île fue, probablemente, el único lugar donde Sarah se sintió segura, a salvo de las inclemencias de la vida y donde no necesitaba representar ningún papel. Conocía a los pescadores y frecuentaba el faro y los bares de Sauzon, la pequeña población vecina.

imagesRT02R4SH

Los últimos años de la actriz fueron de un extremo sufrimiento físico, aunque siguió trabajando hasta el último momento. Murió en 1923 mientras rodaba una película. Cuando la muerte estaba cercana, ella comentó a sus descendientes -tenía un hijo- que quería descansar para siempre en la isla. Pero no se cumplieron sus deseos y fue enterrada en el Père-Lachaise tras unos funerales de Estado.

Yo creo, aunque me tomen por loco, que su espíritu sigue vagando por el caserón y el acantilado de Pointe des Poulains, donde, si uno mira fijamente la puesta del sol en verano, puede ver el último rayo verde que ilumina el día.

…..oOo…..

Ninguna respuesta to “La actriz con más admiradores de la historia”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: