Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

El palacio La Mareta


MONARCAS.- El palacio La Mareta

El Rey ‘se deshace’ de un palacio que los reyes jordanos regalaron a Juan Carlos I

14492682853942

El Rey Felipe, en un acto de esta semana. GTRES

CONSUELO FONT….. Actualizado 04/12/201503:54

Como si le quemaran en las manos, Felipe VI parece decidido a despojarse de esos suntuosos “obsequios” que los monarcas árabes regalaron al Rey Juan Carlos y que éste cedió a Patrimonio Nacional para su mantenimiento. Así ha ocurrido con los dos famosos Ferrari, que el jeque Al Maktoum, primer ministro de Emiratos Árabes, regaló a su padre en 2011 tras su asistencia al gran premio de Fórmula 1 y que fueron subastados por el Ministerio de Economía y Hacienda el 6 de noviembre pasado.

Así acaba de ocurrir con otro de estos regalos: el palacio de La Mareta, en Lanzarote, obsequio del fallecido rey Hussein II de Jordania a Don Juan Carlos en 1989. Este miércoles 2 de diciembre, por expreso deseo de Felipe VI, José Manuel Soria, ministro de Industria, Turismo y Energía, y el presidente de Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez de Armiñán, firmaron un convenio que permite el uso de las instalaciones de esta residencia real para promocionar los intereses turísticos españoles y canarios. La idea es que mandatarios, representantes de instituciones internacionales o figuras de peso del mundo de la cultura o las artes sean invitados a hospedarse en La Mareta con el fin de promocionar la marca España por todo el planeta y también que sus instalaciones puedan ser sede de grandes eventos turísticos y culturales.

14491657721692

Imagen de La Mareta, residencia de la Familia Real, en Lanzarote. EL MUNDO

El palacio lanzaroteño de La Mareta, que debe su nombre a que en el terreno existía primitivamente una mareta o aljibe que almacenaba agua de lluvia para dar de beber a los animales, fue mandado levantar por el Hussein de Jordania a finales de los años 70. Era una antigua casona erigida sobre un terreno de 3.900 metros cuadrados que fue totalmente reconstruida bajo el moderno diseño del famoso arquitecto Fernando Higueras. Esta situada al borde del mar, en la zona de Costa Teguise, en Lanzarote, y la integra un complejo formado por una villa principal y otras siete mas pequeñas de estilo colonial, con fachadas blancas y puertas y ventanas verdes, que están rodeadas de 9.850 metros cuadrados de jardines con dos piscinas y zonas deportivas, además de un helipuerto y acceso directo al mar.

El monarca hachemita, quien jamás llego a utilizar La Mareta, aunque un hijo suyo sí pasó allí su luna de miel, decidió regalársela a su amigo el Rey Don Juan Carlos en 1989, y este la cedió a Patrimonio Nacional para su mantenimiento, aunque la Familia Real ha hecho uso de ella en contadas ocasiones. Una de ellas fue en abril de 1993 tras la muerte de Don Juan y la última, la Nochevieja del año 2000, cuando acudieron a despedir el siglo los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía, el Príncipe Felipe, las Infantas Elena y Cristina con sus respectivas proles y otros miembros de la familia del Monarca, como Doña María de las Mercedes, la madre del Rey. Pero la mala fortuna hizo que ese 2 de enero del año 2001, la condesa de Barcelona falleciera repentinamente allí, algo que dejó un recuerdo muy doloroso en Don Juan Carlos, que jamás volvió a hospedarse allí. Sí lo hizo el Príncipe Felipe en las navidades del año 2005, en que pasó unos días con la Princesa Letizia y su hija Leonor, que había nacido ese 31 de octubre y era un bebé de dos meses.

La Mareta ha dado también cobijo a numerosos mandatarios internacionales, como el canciller alemán, Helmut Kohl, y el presidente de la URSS, Mijail Gorbachov, que pasó allí tres semanas con su esposa Raisa en verano del 92, así como el presidente checo Varclav Havel o el de Kazajistán, Nursultan Narjayev. También nacionales, como ocasionalmente José María Aznar y sobre todo, José Luis Rodríguez Zapatero, que la eligió como lugar de veraneo presidencial en dos ocasiones, ya que es un enamorado de Lanzarote. De hecho este verano de 2015 ha vuelto a la isla de vacaciones, aunque ya no se ha alojado en La Mareta, sino en un complejo llamado “Los Noruegos”, en la localidad de La Famara.

14491660391156

A la izquierda, el Ferrari negro que el jeque Al Maktoum regaló a Corinna. El gris, el de Don Juan Carlos. EFE

Tras abandonar Zapatero el Gobierno, este palacio ha caído prácticamente en desuso, si exceptuamos la presencia de una guardesa que reside allí, un par de empleadas de hogar, y dos encargados del mantenimiento además del servicio de vigilancia. A partir de ahora, esta residencia real semiolvidada cobrará nueva vida tras la decisión del Rey Felipe que se destine a promocionar la marca España.

…..oOo…..

Ninguna respuesta to “El palacio La Mareta”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: