Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

El cinturón de Corinna


CASA REAL

El ‘guiño’ del Rey Juan Carlos a Corinna en su gira privada por los países árabes

14492476176003

Don Juan Carlos en su último acto en Madrid con el cinturón de Corinna EFE

Marina Pina….. @marinapinau

Consuelo Font…. @yufont

Actualizado 05/12/201503:21

Donde hubo fuego, cenizas quedan. El dicho popular español podría aplicarse a la misteriosa relación que todavía continúa entre la princesa alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein (50) y el Rey Don Juan Carlos (77). Aún arden rescoldos de la “entrañable amistad” y el monarca emérito, que envía mensajes a su amiga / asesora.

Todo en la imagen que proyecta la monarquía está milimetrado. Felipe VI intenta desmarcarse del reinado de su padre con un mandato mucho más austero, con gestos aperturistas y de transparencia. Sin embargo, el monarca no puede controlar la jubilación dorada de Don Juan Carlos y la imagen que el Rey emérito proyecta. Después de un año sin noticias de Corinna y con el rey emérito jubilado viajando por el mundo, la sombra de la princesa alemana se planea en Casa Real.

14492478932057

El Rey Juan Carlos en Madrid a finales de noviembre

Lunes, 23 de noviembre de 2015. El Rey Felipe preside con su padre un acto público en el madrileño palacio de Cibeles. Es una de las pocas veces que los dos monarcas españoles aparecen juntos. Don Juan Carlos escoge un traje gris que combina con corbata magenta y camisa blanca. El Rey no se cierra la chaqueta al caminar, en lugar de tirantes para sujetar el pantalón, el monarca emérito ha escogido un cinturón. Don Juan Carlos lleva el cinto con hebilla de plata que la princesa Corinna encargó al joyero Patrick Mavros como regalo para su “amigo entrañable”. Ese día fue el primer guiño del Rey a Corinna.

Martes, 24 de noviembre. Don Juan Carlos comienza un viaje privado por varios países árabes. Aunque su equipo de seguridad y Casa Real conoce esta gira, no se comunica nada al tratarse de unas citas del ámbito personal del Rey. Salman bin Abdulaziz, mandatario de Arabia Saudí, “había invitado a Don Juan Carlos a pasar unos días en su país a mediados de diciembre y el Rey aprovechó esta invitación para visitar otros países en los que tiene buena relación con los reyes”, aseguran a La Otra Crónica fuentes de Casa Real.

Su primer destino fue Amán, la capital de Jordania. No hay constancia de ningún encuentro oficialmente al menos con la familia real jordana, con la que le unen lazos casi familiares por la gran amistad que mantenía con el fallecido rey Hussein de Jordania, padre del actual, Abdallah. Con Abdallah y Rania había cenado días atrás, junto a Doña Sofía y los Reyes Felipe y Letizia, en un encuentro privado que les ofrecieron los jordanos en el palacio de El Pardo durante su reciente visita de trabajo a España. En Amán, Don Juan Carlos almorzó en un restaurante muy selecto donde suelen acudir políticos y realeza que se llama Fahkr El Din, de exquisita cocina libanesa. En este establecimiento dejó incluso una dedicatoria en el libro de visitas donde decía haber disfrutado de “un almuerzo maravilloso” y una comida excelente. No ha trascendido quién le acompañaba.

Al día siguiente, miércoles 25 de noviembre, aterrizó en Bahrein, según informó la agencia de noticias de Bahrein (BNA) que dejó constancia de la llegada a este país de “Su Majestad el Rey Juan Carlos, rey emérito de España” al aeropuerto internacional de Bahrein. A recibir al monarca acudió personalmente el propio soberano de Bahrein, Hamad bin Isaa Al Jalifa. Posteriormente se dirigió al palacio Sakhir en el oeste de la isla, donde el rey junto a su hijo el príncipe heredero Salman y el viceprimer ministro mantuvieron un encuentro con Don Juan Carlos que, según la citada agencia de noticias BNA “sirvió para que ambos reyes reafirmaran su amistad y las estrechas relaciones de cooperación que existen entre los dos países”.

Tras el encuentro, el rey de Bahrein ofreció una cena en el palacio en honor del español a la que asistieron autoridades y miembros de la familia real de Bahrein, donde el rey Hamad tuvo palabras de reconocimiento para el “papel relevante” que Don Juan Carlos tuvo en sus años de reinado (cosa que curiosamente contrastó con la ausencia de conmemoración de sus 40 años en el trono). Relevancia que, subrayó, “todavía tiene” para fortalecer los lazos entre España y Bahrein.

Un día permaneció en este país, ya que al día siguiente, jueves 26 de noviembre, Don Juan Carlos abandonó Bahrein para trasladarse a Abu Dhabi y asistir al gran premio de Fórmula 1 en el circuito de Yas Marina, única información que ha trascendido de esta intensa gira por los países del Golfo de Don Juan Carlos. Como es habitual, se dejó ver en un paddock de la Fórmula 1 junto a los pilotos españoles, entre ellos Fernando Alonso, Carlos Sainz y la piloto de desarrollo Carmen Jordá. Fue expresamente a saludarles e incluso se fotografió con ellos y declaró: “Espero que sean más, son muy buena gente, muy naturales”, dijo el monarca ante los micrófonos de Movistar+, destacando la forma de ser de los pilotos españoles a los que animó en su última carrera de la temporada.

14492476981217

Don Juan Carlos llegó a Arabia Saudí con el cinturón de Corinna

Las huellas de Corinna

Lógicamente, su anfitrión fue su gran amigo el jeque Mohamed Bin Rashid al Maktoum, primer ministro de Emiratos. Fue precisamente este jeque, un apasionado del automovilismo, quien en noviembre de 2011 quiso tener “un detalle” con su amigo el Monarca y le regaló los dos famosos Ferraris, uno de los cuales, el de color negro, estaba destinado a ser usado por Corinna, la “amiga entrañable” del Rey.

El rastro de la princesa alemana ha estado muy presente en este viaje, especialmente en las últimas paradas. El miércoles 2 de diciembre Don Juan Carlos era recibido por el príncipe heredero de Arabia Saudí, Muhammad bin Naif. El hijo del Rey Salman había preparado una cena de honor en una jaima para agasajar al Rey emérito, con quien el gobierno saudí mantiene muy buenas relaciones. Para esa cena, Don Juan Carlos escogió un traje azul marino con camisa celeste y corbata también azul. El monarca volvió a lucir el cinturón que le regaló Corinna en el año 2012 tras un encuentro con el joyero Patrick Mavros en el Hotel Ritz de Madrid.

Ese cinturón parece muy importante para el Rey. Así como en el despacho de Zarzuela que ahora ocupa Felipe VI su padre tenía un frutero regalo de Corinna, el complemento estilístico también ha aparecido en posados clave del Rey. Fue el cinto que escogió para aparecer en un posado en la portada de la revista ¡Hola! en el primer número del año 2014, publicado el 3 de enero. Era un guiño a su entonces amiga que ahora se ha vuelto a repetir en un viaje que ya había realizado con la princesa alemana.

Don Juan Carlos realizó una gira similar por los países del golfo a principios de 2014, antes de abdicar. La misión del Rey en ese momento era aprovechar su amistad con los mandatarios de diferentes países para conseguir contratos para las empresas españolas. Tras el viaje, Ineco y AENA se hicieron con el contrato para construir una nueva terminal del aeropuerto de Abu Dabi. Esa obra se suma a la construcción del tren de Alta Velocidad de La Meca Medina en Arabia Saudí, liderada por el consorcio español o el proyecto Marmaray, enlace submarino del ferrocarril que une los continentes europeo y asiático.

En esa gira Corinna hizo de intermediaria, utilizó su agenda y sus contactos para ofrecer a un servicio al Gobierno de España, del que nunca ha cobrado, como aseguró en una entrevista a EL MUNDO. Fue este diario el que publicó que el ministro de Exteriores, Manuel García Margallo, había mantenido unas reuniones con la princesa europea a finales de 2013 para preparar la posición del gobierno español ante la cumbre energética de los Emiratos Árabes Unidos. Aunque el ministro de Rajoy ha negado esos encuentros, lo cierto es que Corinna acompañó al Rey en esa gira.

La Otra Crónica no ha podido confirmar si la particular ambición rubia de Don Juan Carlos ha acudido en esta ocasión. Corinna afirmó que nunca más iba a volver a España. Nunca habló de viajes al extranjero. Quien sí ha estado en esta ocasión ha sido el cinturón que la princesa alemana regaló al monarca y que es un gesto de complicidad del Rey a su amiga.

14492477538163

Patrick Mavros junto al Rey Juan Carlos

Don Juan Carlos conocía bien al joyero que diseñó la hebilla del accesorio. Patrick Mavros ya estaba presente en el patrimonio del monarca. En el año 2006 Don Juan Carlos, acompañado por los entonces duques de Palma, acudió a los premios Laureus que se celebraron en Barcelona. Esos galardones internacionales se organizaron en la Ciudad Condal gracias a la mediación de la princesa alemana. El Rey recibió allí como regalo el coche Maybach 57 S modelo Côte d’Azur, se lo entregó Dieter Zetsche, presidente de DaimlerChrysler. Los acabados interiores del vehículo fueron diseñados por Mavros, que ya era amigo de Corinna y joyero de la Casa Real Inglesa. Desde Zarzuela no han desvelado el paradero de ese vehículo pese a la decena de llamadas de este diario.

Tampoco han comentado el objeto del viaje del Rey. Sin embargo, fuentes de palacio aseguran a este diario: “Era un viaje de placer, también para hablar sobre los intereses españoles en esos países y para abrir las puertas a Don Felipe [que pronto viajará allí]. El Rey siempre aprovecha sus viajes”, cuentan. Lo que es seguro es que Don Juan Carlos recordó a Corinna en tierras árabes.

….oOo…..

Ninguna respuesta to “El cinturón de Corinna”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: