Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

Universo imaginario


LITERATURA.- Exposición

La vuelta a Verne en ochenta mundos

14466599703676

Dibujo del Nautilus atacado por el kraken, realizado por Emilio Amade para la exposición ‘ Hombres de mar, barcos de leyenda’, del Museo Naval de Madrid.

ÁNGEL VIVAS. Madrid.. Actualizado 05/11/2015 03:53

No hay lector que no tenga una deuda con Julio Verne. Son millones en todo el mundo y desde hace ya siglo y medio los que se iniciaron en la lectura con sus novelas. Por eso se vuelve siempre a él y “cada cual a su modo, todos somos hijos de Julio Verne“, como dijo Ray Bradbury. Mañana viernes, el Espacio Fundación Telefónica inaugura Julio Verne. Los límites de la imaginación, una muestra, dicen sus promotores, del imaginario verniano y la traslación a la realidad de sus mundos fantásticos, que trata sobre las fronteras, a veces invisibles y no siempre necesarias, entre ficción y realidad.

La exposición viene a mostrar un particular viaje de ida y vuelta, cómo las lecturas científicas fecundaron la imaginación del escritor para hacer sus novelas, y cómo éstas espolearon a otros para hacer ciencia o las más variadas manifestaciones artísticas. No es solo su perdurable huella en la cultura popular. Entre los astronautas y científicos de la cohetería y el espacio, son legión los que reconocen su deuda con él.

Verne -escribió Arthur C. Clarke- nació en un momento irrepetible de la historia, y “creció en los años en que la máquina de vapor estaba cambiando el mundo material y los descubrimientos científicos el mundo de la mente”. Y “cuando lo leemos, incluso en nuestros días, es como si nosotros también estuviésemos asistiendo al nacimiento del mundo moderno”, dice su biógrafo Herbert Lottmann.

14466607326174

Julio Verne.

Verne, el autor más editado de la historia, no fue exactamente un escritor fantástico. Partió siempre de la realidad, de los descubrimientos (de todo tipo: técnicos, científicos, geográficos) que caracterizaron aquel flamante mundo moderno, y que él, incansable lector de revistas de divulgación científica, conocía bien. El anclaje en la realidad es patente desde su primera novela, Cinco semanas en globo, muy basada en los viajes -cercanos, cuando no estrictamente coetáneos- de exploradores como Richard Burton, John Speke, David Livingstone o Heinrich Barth por la misma África que sobrevuelan sus protagonistas. El hecho de tomar como punto de partida expediciones reales se repetirá en títulos siguientes como Viajes y aventuras del capitán Hatteras y Viaje al centro de la tierra.

Solo que Verne llevaba las cosas un poco más allá, imaginando lo que podría ser un futuro no muy lejano. Cuando se aventuró más allá en el tiempo, el resultado –París en el siglo XX– no fue bueno, y el libro no se publicó sino póstumamente.

Ese carácter de precursor y visionario (ma non troppo) está en la base de la exposición del Espacio Fundación Telefónica, compuesta de cerca de 300 piezas y que pretende dar tanto el contexto como la proyección de la obra verniana. La muestra comienza con el Gabinete Verne, un espacio a medias entre el lugar de trabajo del escritor y el interior de su propio cerebro. De hecho, de él parten una serie de gruesos hilos de distintos colores, cada uno de los cuales corresponde a un tema (el mar, el aire, los hielos, el centro de la tierra, la luna…) que se desarrolla en otras salas. En el gabinete están las primeras ediciones españolas de sus obras; la de Veinte mil leguas de viaje submarino es, además, la primera edición mundial; salió aquí primero por las circunstancias políticas de Francia, metida a la sazón en la guerra con Prusia.

Las salas siguientes muestran los ámbitos en que se desarrollan sus novelas así como el mundo en que surgieron. A propósito de la celebérrima La vuelta al mundo en ochenta días, se presenta un conjunto de fotografías procedente de la valiosa colección del matrimonio norteamericano Worswick. Los Worswick, además de recopilar el legado de Walker Evans, adquirieron miles de fotografías de la época de Phileas Fogg; muchas, de lugares lejanos e ignotos. También se da noticia de un personaje real y verniano a más no poder, la intrépida periodista Nellie Bly que dio la vuelta al mundo… en setenta y dos días.

14466608201159

El Endurance, atrapado en el hielo. Frank Hurley / Col. Particular

El entorno de sus novelas ambientadas en los hielos (Viajes y aventuras del capitán Hatteras) se ilustra con una serie de 10 fotografías de la expedición auxiliar de Shackleton cuyos negativos congelados se encontraron el año pasado en la Antártida y que se exhiben por primera vez en España. En cuanto al mundo submarino, se recuerda al español Isaac Peral con objetos de la época, se muestra la primera fotografía submarina, debida a Louis Marie Auguste Boutan, y se exhibe una película científica de los años 30 de Jean Painlevé que entusiasmó a los surrealistas. Para los viajes sobre la superficie del mar se cuenta, entre otras cosas, con la sección de una corbeta de 1875 prestada por el Museo Naval.

El viaje a la luna se ilustra con las diversas formas que el hombre ha imaginado para llegar al satélite y con el fraude de John Herschel -recogido, cómo no, por The Sun– que aseguró haber visto seres vivos sobre su superficie.

En otras salas hay referencias a la exótica fauna registrada por Verne o a la tecnología de la época, es decir, de sus personajes. Estos, advierten los comisarios de la exposición, Miguel Ángel Delgado y María Santoyo, llevaban siempre consigo cuatro instrumentos: un termómetro, un barómetro, un cronómetro y una brújula.

Esos viajeros intrépidos convirtieron a Verne en un icono de la cultura popular. Sus novelas fueron convertidas en películas y espectáculos de todo tipo. La exposición de la calle Fuencarral ofrece información sobre un musical de Orson Welles con Cole Porter, cuyo (bendito) fracaso obligó a Welles a compensar al productor haciendo… La dama de Shangai. También de los espectáculos circenses del valenciano Enrique Rambal en los años 20 o de la zarzuela Los sobrinos del capitán Grant, representada no hace mucho en el Teatro de la Zarzuela.

14466608889560Pruebas del submarino de Isaac Peral.

Pruebas del submarino de Isaac Peral.

Pero la popularidad de Verne no esperó a la posteridad. No esperó, por ejemplo, al momento en que se le pudo poner su nombre a un cráter de la luna (qué menos, tratándose de él). Como Dickens o Conan Doyle, contaba con un público ávido de leer sus nuevas aventuras. Y no sólo entre el común: el káiser Guillermo II creció leyendo sus libros; y el presidente Theodore Roosevelt le escribió en una carta que los había leído todos. Libros que las escuelas francesas regalaban a sus alumnos más destacados y que las bibliotecas adquirían regularmente y reponían en sustitución de los ejemplares deteriorados por el uso. El dirigente socialista Léon Blum calificó su obra de “benevolente y de gran humanidad” y de “instrumento de educación positiva y de educación ética”.

El éxito de Verne en su momento es incomprensible sin la labor de su editor, Hetzel, con el que formó un equipo perfecto. Hetzel intervenía activamente en la labor del escritor, le aconsejaba e incluso le amonestaba, y Verne se sometía siempre tanto a los consejos literarios como a las condiciones económicas de los contratos, que, sin ser malas, a menudo eran manifiestamente mejorables. Puestos a imaginar, y qué cosa mejor tratándose de él, qué no habría conseguido Carmen Balcells llevando los asuntos de un autor como Julio Verne.

….oOo,….

El ‘Nautilus’ de Julio Verne, al detalle

14466941308664

El ‘Nautilus’ de Julio Verne, al detalle

En 20.000 leguas de viaje submarino, Julio Verne nos sumerge en las profundidades con el ‘Nautilus’, una nave dotada de tecnología futurista que se anticipa más de 70 años a la ciencia. Pulse para ampliar y explore el interior de la nave submarina en la que viajaban el capitán Nemo y su tripulación.

sub0012

sub001234

sub00123456

sub0012345678

El ‘Nautilus’ de Julio Verne, al detalle

….oOo….

Ninguna respuesta to “Universo imaginario”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: