Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

Un jugoso patrimonio


CASA REAL. Falleció este lunes

La vida de polémicas y escándalos del infante don Carlos de Borbón

  • El duque de Calabria fue un hombre discreto y leal al Rey, con quien se educó en la finca Las Jarillas
  • Protegido bajo el paraguas de su cercano parentesco con el Rey Juan Carlos, labró un jugoso patrimonio
  • Los títulos de la familia del Rey

14441303518157

Carlos de Borbón, en el centro, con su mujer, Ana de Orleans y su hijo, Pedro, duque de Noto. GTRES

CONSUELO FONT…. Actualizado 07/10/201503:00

Pese a que el duque de Calabria, sobrino de doña María de las Mercedes y primo de Don Juan Carlos, fue un hombre discreto y leal al Rey, con quien se educó en la finca Las Jarillas y que en 1994 le hizo infante de España, su vida no estuvo exenta de polémicas y algún que otro escándalo.

El infante don Carlos era un hombre hábil y protegido bajo el paraguas de su cercano parentesco con el Rey Juan Carlos, labró un jugoso patrimonio, que se asentaba en sus numerosos consejos de administración. Hasta el punto de que en el año 2007 era el consejero independiente que más asientos acumulaba en este país, nada menos que una decena, en empresas tan importantes como petróleos SAU, la inmobiliaria Urbys, la financiera Diana capital, el holding alemán Thyssekrupp, la compañía estatal Iberpistas o Viajes Marsans, entre otros.

Precisamente, el mayor escándalo que protagonizó tuvo lugar con motivo del desplome de esta última compañía, en el año 2011, cuando fue citado a declarar para dirimir su responsabilidad en la quiebra fraudulenta de Viajes Marsans, empresa de la que era consejero, propiedad de Gerardo Díaz Ferrán. No compareció y en su lugar acudió su yerno, Pedro López Quesada, íntimo de Felipe VI, alegando que su suegro padecía una enfermedad degenerativa neuronal, detectada años atrás, que le provocaba lagunas en la memoria y en el habla. Algo que levantó serias sospechas de que se trataba de una argucia para eludir el embargo de sus bienes, entre ellos su finca La Toledana, donde falleció este lunes. Sospechas que se intensificaron meses más tarde cuando acudió, en enero de 2012, a la entrega del Toisón de oro al entonces presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, sin que su aspecto delatara signos externos de la enfermedad.

Sin embargo, ese otoño de 2012 sufrió un ictus, que no sólo agravó considerablemente sus problemas neurovegetativos, sino que le condenó definitivamente al ostracismo público. La gran pregunta es: ¿Hasta qué punto estaba privado de facultades para eludir declarar ante el juez y asumir su responsabilidad en la quiebra fraudulenta de Marsans antes de sufrir el ictus?

Es difícil de saber. Sin embargo, los que le conocían bien sí dan por cierto que la decisión que tomó en enero de 2014, su inédita reconciliación con su “histórico” enemigo en la pugna por el trono de las Dos Sicilias, el príncipe Charles de Borbón, actual duque de Castro, jamás la hubiera tomado si hubiera estado en sus plenas facultades mentales, pues suponía dar carpetazo a su lucha de toda una vida.

Batalla dinástica

Esta feroz batalla dinástica, que duró medio siglo, fue otra de las polémicas que envolvieron la existencia del duque de Calabria. El origen fue la muerte sin hijos en 1960 del príncipe Fernando, jefe de la dinastía, quien tenía dos hermanos: Carlos, abuelo del actual duque de Calabria, que renunció a sus derechos al trono italiano al casarse con la infanta Mercedes, hermana del monarca español Alfonso XIII. Y Rainiero, que se convirtió en jefe de la dinastía. El problema surgió cuando el padre del fallecido duque de Calabria se autoproclamó también jefe de la Casa de Borbón Dos Sicilias, al considerar nula la renuncia de su padre, y alegando también el matrimonio desigual de Rainiero con la condesa polaca Carolina Zamoyska. Decisión muy polémica, que cuestionaron muchas casas reales europeas y ni siquiera fue tomada en serio por su propia hermana, doña María, madre de Don Juan Carlos.

La hostilidad entre ambas ramas fue in crescendo, hasta el punto de que cuando ocurrió “el milagro” de la firma del armisticio, el 27 de enero de 2014, en forma de un documento que reconocía a ambas ramas los mismos derechos a la corona de las Dos Sicilias, y era el primer paso para la unidad dinástica, muchos lo creyeron producto de un milagro de Santa Chiara, iglesia donde están enterrados los miembros de la estirpe Dos Sicilias.

Lo cierto es que la encendida pugna condujo a los miembros de la dinastía al descrédito, y tampoco muchos entendían que el duque de Calabria, habiendo sido nombrado infante de España por Don Juan Carlos en 1994, siguiera peleando por los derechos a un trono extranjero.

Tampoco fue muy bien visto que, investido de tal dignidad por su primo Don Juan Carlos, quien a sus propios nietos se contentó con otorgarles la Grandeza de España y punto, el duque de Calabria “hiciera sombra” al Monarca concediendo por su cuenta títulos de nobleza. Como hizo con su nieto Jaime, primogénito de su hijo Pedro de Borbón Dos Sicilias, y de Sofía Landaluce y Melgarejo, a quien en mayo del año 2013 le concedió el título de duque de Capua, que según los genealogistas no es válido en España. Según la Constitución española, el otorgamiento de títulos nobiliarios es prerrogativa expresamente reservada al Monarca, por lo que la noticia causó bastante perplejidad.

….oOo….

Ninguna respuesta to “Un jugoso patrimonio”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: