Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

Esconder lo robado


Don Dinero

¡Qué devuelvan lo robado!

  • La lista es interminable.
  • Ahí están la familia Pujol, los 175 imputados en el caso Gürtel, Bárcenas, Matas, Blesa los ERE’s andaluces, Urdangarin…

untitled

El ex conseller de Solidaridad y Ciudadanía de la Comunidad Valenciana Rafael Blasco. Fue condenado a seis años y medio de cárcel por el desvío de fondos públicos dedicados a la cooperación internacional.

La constitución de las nuevas corporaciones locales que será seguida por la de las comunidades autónomas concernidas por los últimos comicios constituye, según dicen, el primer paso de la regeneración democrática y debería permitir que se conozcan los desafueros cometidos en la etapa anterior. Ello, a su vez, debería facilitar el camino para que se recupere  lo robado, lo trincado o lo distraído.  Todos los indicios apuntan a que no son cantidades menores, aunque pese a la larga lista de imputaciones, acusaciones y condenas por delitos de carácter fiscal, evasión de capitales, blanqueo de dinero, malversación de fondos, fraude y un largo etcétera, las cantidades recuperadas son más bien exiguas a tenor de las sensaciones existentes, que no de la información facilitada.

Y como paradigma de lo que con frecuencia ocurre en este sentido, no deja de sorprender que, por vez primera en la historia, la reforma del Código Penal que entrará en vigor a principios de julio de este año, contemple que será causa de denegación de la libertad condicional el que los condenados por delitos contra la Administración no hayan cumplido sus responsabilidades pecuniarias o reparado el daño causado y además, que “en los delitos fiscales o contra la Seguridad Social, no podrán lograr la suspensión de las penas de prisión impuestas sin abonar las deudas tributarias o las deudas con la Seguridad Social o sin reintegrar antes las subvenciones o ayudas indebidamente recibidas o utilizadas”.

Así las cosas, bueno sería conocer si el que fuera presidente de Caja Castilla-La Mancha, Hernández Moltó, ha desembolsado la parte de fianza civil que le corresponde de los 138,2 millones de euros a los que el juez de la Audiencia Nacional, Ruz, le emplazaba a pagar, junto al exdirector general, a mediados de diciembre de 2014, cinco años y medio después de que el Banco de España interviniera la entidad.

Lo mismo cabría preguntarse del extesorero del PP, Bárcenas, cuya fortuna la UDEF evalúa en 48,2 millones de euros, tras pasar más de un año  en el penal.

El que fuera presidente de la Diputación de Castellón, entraba hace unos meses en la cárcel para cumplir condena de cuatro años por delitos fiscales sin explicar cómo se puede ganar a la lotería nueve veces en doce años.

El expresidente de la CEOE, Díaz Ferrán, por su parte, cumple condena por múltiples delitos societarios sin que se conozca si ha hecho frente a la devolución de lo sustraído, según sentencia judicial, con los 88 millones de euros en los que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) cifró su patrimonio inmobiliario.

La lista se convierte en interminable y ahí está la familia Pujol; los 175 imputados en el caso Gürtel; los exconsejeros de Aguirre, Lopez Viejo y Granados; el expresidente balear, Matas; el expresidente de Caja Madrid, Blesa; los imputados en los casos ERE y Formación Profesional de Andalucia, o los casos Campeón, Palma Arena, Noos, Palau, entre otros muchos.

Llegados a este extremo, hasta el Papa Francisco se involucraba en la lucha contra la corrupción, al afirmar hace unos meses que “a los políticos, empresarios y religiosos corruptos” no les basta con pedir perdón, sino que deben “devolver” a la comunidad lo que han robado.

Aunque decirlo es fácil, la realidad resulta más compleja y no basta con ordenar el bloqueo de las cuentas, el rastreo de las mismas o las comisiones rogatorias, ya que “los malos” saben que el sistema judicial no cuenta con medios suficientes -1% de los Presupuestos Generales del Estado- y aunque la Ley obliga al acusado a devolver el dinero, en la práctica cuesta mucho que se reintegre, hasta el extremo de que a un delincuente puede que le “compense” pasar un par de años en la cárcel, si cuando sale puede contar con todo su patrimonio.

Para conseguirlo, se embargan cuentas y bienes y se sacan propiedades a subasta, aunque si el condenado no dispone de medios públicos para hacer frente a las indemnizaciones o la devolución del dinero que establece la sentencia, o no se demuestra que disponen de ellos, caben pocas opciones para la Justicia, salvo el embargo del sueldo una vez que el acusado quede en libertad y se reincorpore al mercado laboral.

Pero en un mundo en que los instrumentos para ocultar el dinero, son cada vez más sofisticados, las posibilidades de esconder éste son casi infinitas y la mayor parte de las fortunas que operan en paraísos fiscales están ocultas en la intermediación de sociedades o empresas pantalla, que permiten hacer más opaco el vínculo con la titularidad, y, de esta forma, evadir impuestos y ocultar patrimonio.

Carlos Díaz Güell es editor de tendenciasdeldinero.com

Ver todos los artículos de Carlos Díaz Güell.

……oOo…..

Ninguna respuesta to “Esconder lo robado”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: