Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

Una mujer árabe poderosa


NEGOCIOS.- Su padre creó el impresionante holding familiar de la nada

Lubna Olayan, la poderosa árabe que ha comprado el Ritz de Madrid

  • Junto a sus hermanos controla un imperio de más de 9.000 millones de euros
  • Como a Amal Clooney, una revista la señala como una de las mujeres árabes poderosas
  • Está casada con el abogado estadounidense John Xefos, con quien tiene tres hijos

 

14329015523385

Lubna Olayan, la nueva dueña del Ritz de Madrid

ROSA MENESES…. Actualizado:30/05/2015 06:43 horas

No despliega el glamour de pasarela de la abogada libanesa Amal Clooney, pero la saudí Lubna Olayan comparte con ella los primeros puestos del ránking de las 100 mujeres árabes más poderosas, que elabora cada año la revista ‘Arabian Business’. Olayan dirige, junto a sus otros tres hermanos, el emporio que les legó su padre. El Grupo Olayan acaba de comprar el hotel Ritz de Madrid, en una ‘joint-venture’ con la compañía asiática de hoteles de lujo Mandarin, por 130 millones de euros. Lubna es el rostro más visible y carismático del conglomerado de empresas Olayan, uno de los mayores grupos inversores de Oriente Próximo. Los que la conocen la definen como “modesta” y “sagaz mujer de negocios”. La nueva dueña del Ritz es una ejecutiva formada en Estados Unidos pero con fuertes convicciones musulmanas. Icono de la mujer trabajadora saudí, Lubna Olayan trabaja también para empoderar a las féminas de su país, que representan sólo el 6% de la fuerza laboral. Con una fortuna familiar que se estima en más de 9.000 millones de euros.

Con sus otras dos hermanas, Hayat y Hutham, y su hermano Khaled se reparte la tarta de un holding empresarial creado de la nada por su padre hace algo más de medio siglo. Este emporio, con participación en multinacionales globales, emplea a 15.000 personas -la mitad de ellas mujeres- y extiende sus tentáculos por tres continentes y 50 filiales. “Lubna Olayan es especialmente admirada en Arabia Saudí y en la región, y escapa a los estereotipos que se tienen en Occidente sobre las mujeres saudíes”, señala a LOC el historiador británico Robert Lacey, especialista en Arabia Saudí y autor del libro En el reino (ECC Ediciones).

“Es un modelo para otras mujeres de la región. Es seria en su trabajo, pero tiene un gran sentido del humor. Es occidental al tiempo que guarda sus raíces islámicas, en un ejemplo de cómo las mujeres pueden ser musulmanas al mismo tiempo que mujeres de su época. Ella es una magnate internacional y una mujer modesta”, añade, en conversación telefónica desde Londres.

A sus 59 años, Lubna es la directora de la división financiera del grupo Olayan, puesto desde el que gestiona las operaciones de cuatro decenas de firmas internacionales con intereses dentro y fuera del reino. Es mencionar Olayan y todos hablan de Lubna. Aunque el verdadero ‘heredero’ es su hermano mayor, Khaled, el presidente del holding que sucedió a su padre. Sus hermanas Hayat y Hutham son, respectivamente, vicepresidenta de la compañía financiera y presidenta de la Olayan American Corporation.

Lubna Olayan es un ejemplo de cómo las mujeres saudíes con fuertes convicciones musulmanas pueden jugar un importante papel en la comunidad

De todos ellos, los más prolíficos en la vida pública son Lubna y Hutham. Ambas están casadas con hombres estadounidenses. Hutham vive en Nueva York con su marido, el ejecutivo Robert F. Raucci y sus tres hijos varones. Lubna tiene tres hijas con su esposo, el abogado John Xefos a quien conoció cuando estudiaban en la Cornell University, que forma parte de la prestigiosa Ivy League. La familia vive en Riad. Hayat, vive también en Nueva York.

Sin duda, la figura de su padre ha influido mucho en el carácter de los cuatro hermanos. El imperio empresarial saudí que ha echado raíces en Madrid con la compra del emblemático Ritz fue creado en 1947 por Suleiman S. Olayan, un hombre hecho a sí mismo. Su historia personal tiene visos de leyenda en tiempos en los que se forjó el país. De origen humilde, quedó huérfano a los seis años. El padre era un comerciante de especias de Unayzah, una localidad anclada en el corazón del reino, famosa por ser lugar de paso de las caravanas de mercaderes.

Cuando despuntaba la industria del petróleo en el reino saudí, Suleiman hipotecó su casa y fundó una compañía de transportes, germen de lo que hoy es Olayan. En los 60, fue adquiriendo la exclusiva de distribución de varias empresas estadounidenses, lo que abrió la puerta a productos como la Coca-Cola o franquicias como Burguer King. Suleiman participó en la construcción del oleoducto transarábico, introdujo la energía eléctrica y las compañías de gas en el país y expandió el negocio hacia el sector de los seguros, las manufacturas, la alimentación, la construcción… De las caravanas de camellos de Unayzah pasó a la era del comercio global en Wall Street. Murió en 2002, a los 83 años, en su apartamento de Manhattan.

Sin el favor real

“Suleiman Olayan es uno de los constructores del reino, junto a la familia real saudí”, afirma Lacey. “Es una de las personas que hizo de Arabia Saudí una economía fuerte”, añade. Con ello, “la familia se ganó el respeto de los Al Saud, aunque nunca han sido tan cercanos a la monarquía como los Bin Laden. Olayan nunca pidió ningún favor especial a los reyes”, continúa el historiador, que ha vivido largas temporadas en el país árabe.

Sus vástagos trabajaron de cerca con Suleiman. Cuenta Lubna que, si bien su relación era muy cercana, ella y su padre acordaron que en la empresa no eran padre e hija, sino jefe y empleada. “He tenido tres hombres, dos hombres ahora, que han jugado un importante papel en mi vida. Mi padre .Dios lo bendiga. jugó un papel extremadamente importante para mí. Mi esposo es la voz de la calma y la sabiduría cuando me siento presionada y sobrepasada y me respalda en todo. Y, por supuesto, mi hermano, siempre ha sido un gran apoyo. Así que como mujer soy muy afortunada”, afirmó Lubna en una entrevista con Arabian News.

El desarrollo profesional de las mujeres saudíes es uno de los empeños personales de Lubna. “Es una seria activista por los derechos de la mujer, aunque entre bambalinas”, señala Lacey. En varias entrevistas se ha opuesto a la segregación de sexos en el trabajo y ha asegurado que el hecho de que hombres y mujeres trabajen juntos es sinónimo de éxito. “Las mujeres saudíes son muy poderosas“, dice siempre. “Una de las claves principales para el éxito empresarial de la mujer en Arabia Saudí es asegurar que tenga oportunidades igualitarias para contribuir y participar en el desarrollo económico del país”, ha dicho.

….oOo…..

Ninguna respuesta to “Una mujer árabe poderosa”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: