Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

Canal de Nicaragua


CRÓNICA.- Científicos se llevan las manos a la cabeza por lo que viene

El gran canal chino

  • Será una ‘zanja’ cuatro veces más que el canal de Panamá
  • Nunca se removió tanta tierra
  • ¿Cuánta naturaleza destruirá?
  • Crónica viaja al arranque de la gran obra de ingeniería civil del s. XXI
  • GRÁFICO: El gran canal chino de Nicaragua

14318128054673

DANIEL PINILLA…..  Solentiname Actualizado:17/05/2015 09:45 horas

Imaginen un lago que es la mayor masa de agua dulce de América Central, un tesoro incalculable en los años futuros de escasez del líquido elemento que se prevén a nivel mundial. Sitúen una reserva de la biosfera en su interior con especies de flora y fauna endémicas, de una gran fragilidad. Ahora piensen que la viabilidad de este tesoro de ecosistema -e imponente reclamo para el turismo ecológico- la ponen en manos de un consorcio chino que va a encargarse de convertirlo en un canal para que cargueros, miles de ellos y de enorme calado, lo atraviesen diariamente. Agranden el foco y sepan que este escenario tiene lugar en un país en vías de desarrollo con un índice de pobreza elevadísimo y que arrastra un problemático historial de dictaduras y guerrillas. El debate está abierto: ¿el progreso económico debe imponerse a cualquier precio, incluso por delante de un posible atentado a la naturaleza?

Crónica se ha desplazado a Nicaragua para pulsar en directo el arranque de la mayor obra de ingeniería civil del siglo XXI, llamada a cambiar las reglas del comercio mundial. El Atlántico y el Pacífico no sólo estarán accesibles a través de Panamá a partir de 2019, si se cumplen los pronósticos del acuerdo que el gobierno del sandinista Daniel Ortega ha firmado con HKND Group, a cuyo proyecto ha tenido acceso este periódico. El pasado 22 de diciembre arrancaron las primeras obras y las (obligadas) expropiaciones ante el desconcierto y la desinformación generales en la inmensa mayoría de la población nica, desconocedora del informe de impacto ambiental, que es en realidad la madre de cordero.

14318128260735

El misterioso chino

Retrocedamos un poco. El 18 de mayo de 2013 -aniversario del natalicio de Sandino-, el comandante Ortega anunció la inminente puesta en marcha de un nuevo canal que daría paso a barcos tan enormes “que no podrán hacerlo por el Sur, pese a la ampliación que están haciendo”, en clara referencia a Panamá. Meses después comenzó a hablar de un chino llamado Wang Jing, cuyo consorcio montado en tiempo récord sería el concesionario de la magna obra. La prensa nica comenzó a llamar “el fantasma” al desconocido oriental, porque no existían referencias ni se le había visto en carne y hueso. Pasado un tiempo, el tipo apareció. La cosa iba en serio. No es para menos, teniendo en cuenta que la concesión está prevista para 100 años. El negocio para los chinos es colosal. Para Nicaragua, quizás no tanto.

El proyecto oficial lo pinta todo de color de rosa. Literalmente promete lo siguiente: “Con la duplicación del PIB nacional, Nicaragua se convertirá en uno de los países más ricos de América Central“. También habla de la creación de 200.000 puestos de trabajo, nuevas zonas de libre comercio, puertos, aeropuertos, complejos turísticos y carreteras. En una palabra, Jauja.

El problema es que los chinos se quedan con la mayor parte del pastel y además pasan de puntillas por el impacto ambiental. Se anuncia que el ancho del canal será de 230-520 metros y que la profundidad oscilará entre 27,6 y 30 metros. He aquí el gran problema que tiene con las carnes abiertas a la Nicaragua no oficialista. El canal discurre por 105 kilómetros del Lago Nicaragua -también llamado Cocibolca-, donde sólo un pequeño tramo cuenta con la profundidad requerida. El resto requiere un dragado masivo, gigantesco. Si asumimos que la profundidad media del lago son 14 metros -un cálculo muy aproximado-, se estima que habría que dragar 310 millones de metros cúbicos de roca y otros 65 de limo. Para hacer la comparación, sepan que la ampliación del Canal de Panamá ha movido sólo 41 millones de material.

¿Qué se va a hacer con todo lo sobrante, dónde se va a meter, se exportará ese lodo y a quién?, ¿qué va a pasar con el medio ambiente?, ¿se salará el agua del lago? Jaime Incer Barquero, presidente de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Sostenible, se muestra pesimista: “La gigantesca tarea implicaría remover un volumen incalculable de sedimentos, que no se deben depositar en la costa ni dejar dentro del lago, ya que significaría un incremento en la turbidez de las aguas (…) Es difícil pensar en algún tipo de vida dulceacuíocola que pueda sobrevivir en tales condiciones”.

Mientras los científicos se llevan las manos a la cabeza por lo que viene, la población nica no sabe a qué carta quedarse. La información que llega es escasísima y altamente politizada. “Yo tengo conciencia de país, y por eso estoy a favor del canal. Va a suponer riqueza para Nicaragua, los que están en contra son traidores”, me explica -casi grita- una señora que comparte lancha conmigo desde San Carlos al archipiélago de Solentiname, un paraíso colindante al futuro paso del canal. Por supuesto, la susodicha tiene el carné del FSLN, el partido en el gobierno. La inmensa mayoría de los vecinos canaleros, sin embargo, está en contra. “Cuando vengan los chinos los vamos a recibir con machetes. El canal no se hará. Están comenzando a expropiar propiedades. Te dicen: toma este dinero o te vas sin nada; elige. Y te ofrecen cantidades muy bajas, a precio de catástrofe. Ya ha habido revueltas contra la policía y los chinos, pero en la prensa no sale nada porque está comprada“. Es el mensaje casi unánime de los paisanos de Ometepe, la mayor isla del lago. Una cocinera de un comedor popular ejemplifica el desconcierto. «No sé, hijo. Puede que sea bueno o que sea malo. Pero dicen que vamos a tener más pescado porque entrarán especies del océano. Eso será bueno, ¿no?».

El problema para los opositores es la falta de organización. En Nicaragua muy pocos tienen conexión diaria a la red y pueden ponerse de acuerdo para hacer actos multitudinarios. “Todo está en manos del gobierno, desde la sanidad a la policía. Lo manejan todo y el pueblo no se entera de nada. Por eso vamos a perder. Pero que se anden con cuidado, porque el canal puede hacer caer al gobierno si la gente se moviliza”, apunta un guía turístico en el lago que prefiere no dar su nombre.

La cuenta atrás ha comenzado. Marcela Sandino -ojo al apellido- es fundadora del Movimiento Ambientalista Nicaragua Ecológica. Comenta que cuando supo que la obra de canal había sido autorizada, su reacción fue ir a la orilla del lago a meditar. Admirable, pero poco común. El resto cree que Nicaragua debe crecer cueste lo que cueste o bien piensa que su terruño y su modo de vida no son bienes intercambiables por un proyecto que va a explotar y enriquecer principalmente a los chinos. Hay mucho dinero en juego y mucha gente pobre que se siente avasallada. Se avecinan tiempos muy turbulentos en Nicaragua.

14318620368215

Cardenal: ‘es un atropello’

Si hay una voz referente moral en Nicaragua es la de Ernesto Cardenal, personaje muy controvertido pero esencial para entender el país. Ex sacerdote, ex guerrillero y ex ministro de Cultura. En la actualidad es firme opositor al Gobierno de Fonseca. Crónica ha localizado al poeta en la Isla Mancarrón. “Al gobierno actual nadie le ha dado el país para que lo venda. Ya se han robado las elecciones y ahora quieren robar el país. La gente debe conocer la historia de Nicaragua para entender lo grave que es lo que está sucediendo”, dice. Se refiere a los anteriores intentos de abrir en Nicaragua una ruta del tránsito entre el Atlántico y el Pacífico, siempre gestionados por potencias extranjeras. Entiende que lo que sucede ahora es una reedición. Cardenal es presidente honorífico de la RIET (Red Internacional de Escritores por la Tierra), cuyo manifiesto contra el canal dice: “La ley aprobada incomprensiblemente obliga a la cesión incondicional de los derechos que tiene una nación. Un auténtico atropello»”

…..oOo…..

Ninguna respuesta to “Canal de Nicaragua”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: