Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

Los ‘fofisanos’


HOLLYWOOD.- Nuevo término

Los ‘fofisanos’: la excusa perfecta para tener tripa a lo DiCaprio

14315330775767

Leonardo DiCaprio, uno de los ejemplos más evidentes de los ‘fofisanos’. GTRES

JESÚS DEL RÍO…Actualizado:14/05/2015 05:13 horas

En España nos encanta inventarnos palabras. Y hay que reconocer que lo hacemos con cierta gracia -piensen que incluso la Real Academia de la Lengua se saca términos de la manga, como el ya clásico ‘amigovio’, que ni se utilizan en el lenguaje habitual-. La última invención que se ha colado en nuestro día a día ha sido ‘fofisano’, un nuevo ‘palabro’ creado para evidenciar una realidad que estaba del todo olvidada: la de los hombres que no tienen abdominales. Seguro que les vienen a la mente centenares de ejemplos de señores de una cierta edad -tampoco hace falta que sea mucha- que han perdido la lozanía de la juventud y, pese a continuar manteniendo una forma física aceptable, han acumulado grasa en su abdomen y sus pectorales, dándoles una apariencia más bien tirando a blandita. Vamos, lo que viene siendo el 95% de la población masculina mundial.

El ‘boom’ del ‘fofisano’ aterrizó en España gracias a la revista Playground Magazine

Como ejemplos paradigmáticos de ‘fofisanos’ nos encontramos al actor Leonardo DiCaprio, poseedor de una clara tendencia a acumular tejido adiposo cuando no está en pleno rodaje, a Alec Baldwin, atractivo caballero de ya considerables proporciones, o al mismo Pedro Sánchez, sex symbol de la política española que conserva su pose de galán, pero con una incipiente tripa, a la que trata de mantener a raya -y más cuando se avecina una intensa campaña electoral-. Aunque si echan un vistazo a su alrededor, o incluso a ustedes mismos, descubrirán múltiples casos entre sus familiares más cercanos. Y es que ahí se encuentra el origen del término, en la peligrosa combinación entre vida sedentaria, un exceso de tapas y cervezas y un abono del gimnasio que tan solo se utiliza -con muchísima suerte- una vez al mes. Todo bien mezclado y ‘voilà’, un ‘fofisano’ de manual.

La incitadora de esta tendencia que ha conseguido explotar internet ha sido Mackenzie Pearson, una estudiante de la Universidad de Clemson, que, un buen día, decidió escribir un pequeño artículo en la web ‘The Odyssey’ sobre la atracción de las mujeres hacia el ‘dad bod’, es decir, el ‘cuerpo de padre’ -el boom del ‘fofisano’, traducción libre de ‘dad bod’, aterrizó en España gracias a la revista Playground Magazine-. Dicho y hecho. En pocos días, el artículo se había convertido en viral y el término en la nueva estrella de todas las revistas y periódicos internacionales. Y es que Pearsons sólo hizo que plasmar por escrito -y a iniciativa de su compañera de piso, fan declarada de los ‘dad bod’- una realidad que llevaba viendo durante meses. “Mientras a todos nos encantan los chicos musculados, hay algo en los ‘fofisanos’ que hace que los chicos parezcan más humanos, naturales y atractivos”, escribió en ‘The Odyssey. “Parece que saltarse el gimnasio para ir a tomar unas cervezas el jueves pasado después de clase les ha venido muy bien”.

Lo redondo está de moda

14315331751617

Alec Baldwin, otro ‘fofisano’ famoso. GTRES

El motivo que parece esconderse detrás de esta atracción hacia los ‘fofisanos’ es puramente evolutivo. En un primer momento, el instinto de supervivencia hacía que las mujeres se sintieran más atraídas por hombres capaces de salir a cazar y defender el territorio, por lo que un físico que evidenciara grandes cantidades de testosterona era lo más deseable -hombres altos, fuertes, musculoso y capaces de dar miedo-. Poco a poco, esta necesidad de conseguir alimento fue transformándose de la caza al trabajo en granjas, campos de cultivo y fábricas, donde también se requería una considerable cantidad de fuerza física. Pero en la actualidad, ni fábricas, ni campos, ni nada. El salto tecnológico y productivo ha hecho que la mayoría de los hombres trabajen en oficinas y delante de un ordenador, lo que parece haber producido un cambio de paradigma reproductivo. “Las mujeres continúan necesitando a los hombres, aunque ya no a los tipos más ‘machos’, escribía el periodista Peter Holley en el Washington Post, contando su experiencia como ‘fofisano’.

Según la estudiante que ha inventado el término, a las mujeres les gustan los ‘fofisanos’ porque quieren seguir siendo las guapas de las pareja

Un cuerpo ‘fofisano’ transmite la idea de prosperidad. “Un ‘dad bod’ dice: tengo un trabajo, responsabilidades y dinero suficiente”, opina Holley. “Muchas mujeres buscan hombres con buenas carreras profesionales, amor por los niños y un abdomen mullido en el que recostarse después de un día trabajando mucho más que los propios hombres”. Los cuerpos musculados requieren esfuerzo y dedicación en el gimnasio, algo que impide triunfar en los negocios y mantener la casa ordenada. De ahí el éxito de los ‘fofisanos’. No es por su físico, sino por el concepto que transmiten. La tripa es sinónimo de bienestar. Y si todo esto les huele a un machismo de la peor calaña, no se asusten, no van nada desencaminados.

No vayan a pensar que, detrás del fenómeno de los ‘dad bods’ se esconde una crítica hacia la tiraría de la sociedad sobre el cuerpo de los hombres -algo parecido a lo que las mujeres reivindican con la necesidad de cuerpos reales en las campañas publicitarias-. Nada de eso. De hecho, el mismo artículo de Mackenzie Pearson utiliza unos argumentos de lo más peregrinos, y que hacen sonrojar a cualquiera con nociones básicas de feminismo. Según la estudiante, a las mujeres les gustan los ‘fofisanos’ porque quieren seguir siendo las guapas de las pareja -“nos gusta seguir siendo el centro de atención. Queremos parecer delgadas al lado de chicos grandes, cuanto más pequeñas nos sintamos, mejor”- y porque así saben lo que se van a encontrar -“a las mujeres les gusta imaginarse el futuro al lado de sus novios. Por tanto, si ya tiene un cuerpo de padre, podemos ir acostumbrándonos antes de salir con él, casarnos y tener tres hijos”-.

Así que no crean que esto es un movimiento que reclama la presencia de cuerpos más acordes en el cine, la publicidad y las revistas, una rebeldía que pide menos Zac Efron y más Seth Rogen. El boom de los ‘fofisanos’ no es más que una nueva concesión al género masculino, que se escudan en el ‘es que a las mujeres les gustan con tripa’ para paliar su sentimiento de culpabilidad por no acudir al gimnasio como hacen algunos de sus amigos. ¿Eso significa que Leo DiCaprio no es un hombre atractivo? Por supuesto que no. Las redondeces son ‘sexies’, pero lo son tanto en los hombres como en las mujeres. No critiquemos a Scarlett Johansson por haber salido desnuda y no extremadamente delgada en la película ‘Under the Skin’ mientras nos desabrochamos el botón de los pantalones porque nos cortan la respiración. Menos hipocresía y más naturalidad. Que aquí, el que más y el que menos, no puede competir contra Cristiano Ronaldo.

….oOo….

Ninguna respuesta to “Los ‘fofisanos’”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: