Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

La familia Grimaldi


ÁLBUM.- 10 años sin Rainiero

Lo que han pasado los Grimaldi en 10 años

14283243148987

Rainiero, el genio que puso a Mónaco en el mapa

Fotos: La época dorada de Mónaco

CARMEN SÁNCHEZ…. Actualizado: 06/04/2015 15:03 horas
14278998320622
Rainiero de Mónaco falleció el 6 de abril de 2005, dejando el trono a su único hijo varón, Alberto de Mónaco, por entonces soltero y sin descendencia legítima.
14279000851853
En 2009, Carolina se separó de su tercer marido, Ernesto de Hannover, tras el divorcio de su primer marido, Phillipe Junot, y la muerte del segundo, Stefano Casiraghi. Aunque el matrimonio está separado, no se han divorciado oficialmente.
14279003759561
Tal como hiciesen su abuela, Grace Kelly, y su tía Estefanía, Carlota Casiraghi fue portada de la revista Vogue en el año 2010 (y, de nuevo, este mes), aunque su abuelo no ha podido ver el legado de su mujer, que sigue en su nieta.
14279004657992
Ese mismo año llegaba uno de los momentos más esperados para el principado de Mónaco: el compromiso, por fin, del príncipe Alberto. Fue con la nadadora sudafricana Charlene Wittstock, quien abría de nuevo la esperanza a la sucesión del trono.
14279005573844
Al año siguiente, en julio de 2011, Alberto y Charlene contraían por fin matrimonio (un enlace que estuvo rodeado de rumores de ‘novia a la fuga’), primero por lo civil en el Salón del Trono del palacio Grimaldi, y luego por la iglesia, en la Catedral de Mónaco
14279006707498
2013 fue un año de celebraciones para la familia Grimaldi. El hijo de Carolina, Andrea, se casaba con su novia, Tatiana Santo Domingo. La ceremonia civil tuvo lugar el 31 de agosto en Mónaco, mientras que la boda religiosa sería el 1 de febrero del año siguiente, en una peculiar ceremonia rodeada de nieve.
14279008531514
Meses antes de la boda, el 21 de marzo de 2013, nació el primer hijo de la pareja, Sasha. Actualmente, Andrea y Tatiana están esperando su segundo retoño.
14279009483443
También en 2013 la hija mayor de Carolina la hizo abuela por segunda vez. El 13 de diciembre nació el que sería el segundo bisnieto de Rainiero, Raphael, fruto de la relación de Carlota Casiraghi con el actor marroquí Gad Elmaleh, 15 años mayor que ella.
14279011381913
Un año después llegaba la noticia que el principado de Mónaco estaba esperando y que disipaba todas las dudas sobre la sucesión al trono del país: el 10 de diciembre nacían Jaime y Gabriela, los hijos de Alberto y Charlene de Mónaco.
14279012389090
Además, a la familia Grimaldi todavía le queda muchos momentos por vivir. Este año 2015 volverán a tener sus agendas repletas de celebraciones, entre las que se encuentran la boda de Pierre Casiraghi con su novia Beatrice Borromeo (en la imagen) o el nacimiento del segundo hijo de Andrea y Tatiana Santo Domingo.
ANIVERSARIO.- Diez años sin Rainiero

Alberto de Mónaco, ensombrecido por sus problemas conyugales

  • Cuando subió al trono, decidió hacerse mayor
  • Su principal problema se llama Charlene Wittstock
  • Ella ha salido de palacio con sus dos hijos, oficialmente por obras
  • El bautizo de los niños, el próximo 10 de mayo, será definitivo
  • Una década sin Rainiero, el mago de Montecarlo
14279741031316
Alberto de Mónaco, en el ojo del huracán por su matrimonio con Charlene. AFP
IRENE HERNÁNDEZ VELASCO….  París Actualizado: 06/04/2015 14:38 horas

Cuando hace una década Alberto (57) subió al trono de ese diminuto Estado llamado Mónaco que concentra el mayor número de millonarios por metro cuadrado del mundo, tomó una regia decisión: no le quedaba otra que hacerse mayor de una vez por todas. Aunque Alberto tenía entonces la ya muy respetable edad de 47 castañas, la verdad es que parecía aquejado de manera incurable por el síndrome de Peter Pan: ejercía de eterno solterón, iba por la vida saltando de flor en flor, picando aquí y allá y acumulando hijos ilegítimos a los que a fuerza de pleitos no le había quedado más remedio que reconocer. Al morir su padre, el príncipe Rainero, (hoy hace 10 años) y convertirse en cabeza de la dinastía monegasca, Alberto decidió que tenía que hacerse serio, formal… En suma: majestuoso.

Pero cuando están punto de cumplirse diez años de su subida al trono (el aniversario oficial se celebra en julio próximo), y a pesar de la ardua operación de virtud y decoro emprendida por el soberano, no parece que Alberto haya logrado su objetivo. Aunque hace cuatro años Su Alteza Serenísima se casó con la nadadora sudafricana Charlene Wittstock (37) y en diciembre pasado la pareja dio a la dinastía dos herederos (un niño y una niña), Alberto no consigue sacudirse la polémica que siempre le ha rodeado.

Su matrimonio con Wittstock ha estado siempre rodeado de controversia

Su principal problema ahora es justo la solución a la que recurrió para tratar de lavar su imagen y darse un barniz de madurez y respetabilidad tradicional: Charlene Wittstock. Su matrimonio con la nadadora, 20 años más joven que él, ha estado rodeado desde el primer momento de escándalos y controversias. Como cuando la prensa francesa publicó que la pareja, antes de pasar por el altar, había firmado un contrato prematrimonial que obligaba a la esposa a traer al mundo descendencia real en un plazo máximo de tres años. Por no hablar, claro está, de que el matrimonio pasó la luna de miel en hoteles separados. Según Alberto, porque era “más conveniente”.

Desde entonces, la relación de los soberanos de Mónaco ha estado siempre en el ojo del huracán. El apogeo de ese matrimonio siempre cuestionado se producía el sábado pasado, cuando Mónaco celebraba su evento más importante del año: el Baile de la Rosa, un escaparate para seguir vendiendo glamour (y seguir sobre todo atrayendo al pequeño Estado a ricachones y millonarios) que consiste en una cena de gala con la familia Grimaldi como anfitriona y un puñado de selectos invitados. Pues bien: la esposa de Alberto de Mónaco no se presentó a la cita.

14279744730283

A la ex nadadora sudafricana Charlene Wittstock no se la ve desde el mes de enero pasado

Esta enésima ausencia de Charlene ha vuelto a desatar las especulaciones sobre el matrimonio de fachada que uniría a los príncipes de Mónaco y las crisis recurrentes que sacuden a la pareja. Aunque el principado no ha ofrecido explicaciones oficiales para explicar la ausencia de Charlene, algunos medios aseguran que, si faltó al gran acontecimiento social de Mónaco, fue porque tenía a la niña enferma.

La última vez que se vio a Charlene en público fue a principios de enero, en la fiesta organizada en honor del nacimiento de sus mellizos. Se daba por sentada su asistencia al Baile de la Rosa, pero de nuevo la princesa les dio a todos con un palmo en las narices. Y no sólo eso: resulta que además ha hecho las maletas y se ha largado de palacio llevándose con ella a sus dos hijos. La princesa se ha instalado con los pequeños (y sus niñeras) en una casa de campo en Saint-Jean-Cap-Ferrat. De nuevo, los niños son la coartada: que si en el Palacio están de obras, que si los trabajos de rehabilitación impiden a Jaime y a Gabriela dormir tranquilos…

“Es simplemente imposible creer que estas historias han resurgido de nuevo”, negó Alberto en ‘People’

“Queríamos desde hace tiempo renovar y redecorar el palacio, pero el ambiente que hay allí ahora no es muy tranquilo para unos bebés. Hay un montón de trabajo, de ruido y de gente corriendo de aquí para allá, así que pensamos que no era el lugar ideal para los niños”, revelaba Alberto recientemente en una entrevista a la revista ‘People’, en la que negaba con insistencia que su matrimonio esté en crisis: “Es totalmente increíble que tengamos que justificarnos. Es absurdo. Es simplemente imposible creer que estas historias han resurgido de nuevo. Es surrealista”, sentenciaba.

Está previsto que los mellizos que han traído al mundo Alberto y Charlene sean bautizados en Montecarlo el próximo día 10 de mayo. Ahí, sí o sí, la princesa tendrá que dar la cara. Y tampoco puede faltar a los fastos (en forma de concierto de Robbie Williams) para todos los residentes en Mónaco con que el principado celebrará en julio los diez años de reinado de Alberto. Ya veremos qué cara luce.

@IreneHVelasco

…oOo….

Ninguna respuesta to “La familia Grimaldi”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: