Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

Herederas silenciosas


DISCRIMINACIÓN.- Las mujeres en la sombra a las que mimar.

Las herederas silenciosas de las grandes empresas españolas

  • Ser mujeres les apartó de puestos directivos, pero tienen mucho peso en el accionariado
  • Delfina Entrecanales se mudó a Londres y es mecenas de artistas
  • Maribel y InésLara Bosch ostentan el 24% de la Corporación Accionarial Lara

14250594706790

De izda. a dcha., Delfina Entrecanales, Gloria March, María José Guil e Inés Lara.  LOC

JOSÉ F. LEAL….. Actualizado: 28/02/2015 06:06 horas

Podría decirse sin miedo que se trata de una tendencia al alza. Un fenómeno inherente a los grandes árboles genealógicos de la economía patriarcal y hereditaria que pueblan nuestro país que salta de familia en familia, desde los Masaveu a los Entrecanales o los Daurella, a los March, los Carceller, los Matutes, los Mahou, los Delclaux… y, desde hace poco, a los Lara y los Álvarez. Se trata de las mujeres que nunca pudieron reinar, las hijas que los magnates de otro tiempo buscaron casar con los hijos de otros magnates de aquel tiempo, las hermanas de las que nadie ha oído hablar, las madres cuyos hijos relegaban a un rincón el magno apellido familiar.

Pero, sobre todo, se trata de herederas secundarias, sombreadas a conciencia por el reparto a placer de unos progenitores que no se desviaron ni un milímetro de la vieja tradición sálica y excluyeron a sus hijas de la gestión del negocio familiar. Toda una generación de tías a las que les saltó el turno.

Planeta

Hasta hace unas semanas, pocos conocían siquiera el nombre de Maribel Lara Bosch (72). A la hermana mayor del recientemente fallecido José Manuel Lara, presidente de Planeta, nunca le dieron la opción de heredar el imperio levantado por su padre, cuyo timón confió primero a su hijo menor, Fernando, fallecido en 1995, y luego a José Manuel, el tercero, fallecido en enero. Tanto ella como su hermana Inés (70) ostentan el 24% de la Corporación Accionarial Lara cada una, la matriz familiar, mientras que Mercedes Hoces (55), viuda de Fernando, posee el 26%, y los cuatro hijos de José Manuel, otro 26%.

La designación como presidente de Planeta de José Creuheras (57), vinculado a la familia, se ha presentado como una pasarela equidistante entre las cuatro ramas Lara hasta que uno de los hijos (varones) de José Manuel -José Manuel o Pablo Lara García, ya directivos- tome el mando de la corporación. El papel de sus tres tías, Maribel, Inés y Mercedes (representada por Creuheras), queda así relegado a un segundo nivel.

Entrecanales

Quizá perjudicadas por el hecho de que, como ha reflejado un reciente estudio de Russell Reynolds Associates y la escuela de negocios IESE, sólo el 32% de las empresas familiares planifica su sucesión, las mujeres también juegan un papel menor en la saga Entrecanales, originaria de Villimer (León) y hoy dueña de la mayoría de Acciona. Cuando en 2008 falleció José María Entrecanales, el cetro de Acciona recayó en su hijo José Manuel Entrecanales Domecq, y de su primo, Juan Ignacio Entrecanales Franco, hijo a su vez de Juan Entrecanales. Desde 2011 ambas ramas se reparten el 53% de la compañía (2.000 millones de euros, a precio de mercado) desde sociedades en Holanda.

Pero los primeros ejecutivos de Acciona tienen tres tías, Teresa, Cruz y Delfina Entrecanales Azcárate, de las que las dos primeras son accionistas menores de la compañía. Su 6,8%, que ostentan mediante sociedades a caballo entre Holanda y la isla de Malta, se ha valorado en 260 millones. A ambas, por cierto, se les ha visto en actos de apoyo a UPyD.

Cruz Entrecanales y sus seis hijos comparten inversiones financieras (las sicavs Losva y Maivaren, con 25 millones) e inmobiliarias. Uno de ellos, Andrés Varela Entrecanales, es socio minoritario de Imagina Media, y juntos comparten la sociedad Edificio Isla de Java 1, en Madrid.

Aparte de sus sociedades neerlandesas y maltesas, Teresa (74) y sus cuatro hijos Muñoz-Rojas Entrecanales asientan sus negocios en el barrio de Salamanca de Madrid y son dueños de los hoteles mallorquines Lux y Bahamas, y del Hotel Canciller Ayala, en Vitoria, además de sociedades agropecuarias y ganaderas.

Nada que ver con Delfina, que estos años ha vendido su parte en Acciona a sus sobrinos. Mecenas de artistas y personalidad de la escena artística londinense, emigró con 19 años al Reino Unido y reside en el barrio de Chelsea, ajena a los negocios de la familia y sus conexiones políticas y empresariales. A sus casi 88 años, puede presumir de haber financiado a 500 artistas de todo el mundo y de haber recibido dos veces la Orden del Imperio Británico.

March

La tradición de herederos masculinos pesa también en la tercera generación de la familia March, quizá, la más poderosa de España. Si bien es cierto que fueron ellos quienes tomaron las riendas del negocio en las últimas décadas, mientras Carlos y Juan March Delgado se reparten el 68,8% de la Banca March y la Corporación Alba, sus hermanas Leonor y Gloria sólo son dueñas del 31,2%.

El año pasado, los cuatro hermanos renovaron sus votos empresariales para que, al menos hasta 2020, la siguiente generación no rompa el imperio March en pedazos. Banco y holding ya han pasado a manos de una cuarta hornada, pero en sus consejos de administración tampoco hay rastro de mujeres (la mitad de los 14 primos) y son dos de los cuatro hijos varones de las hermanas March, Javier Vilardell March, financiero, hijo de Leonor, y Juan Carlos Villalonga March, hijo de Gloria, quienes las representan.

Daurella

Ha tenido que llegar una tercera generación de Daurellas para que una mujer destaque en la cúpula de la poderosa embotelladora de Coca-Cola. En los años 40, Santiago Daurella Rull, el patriarca de la familia, se centró en sus dos hijos varones, José y Francisco, a la hora de transmitir el secreto de la fórmula de Cobega. Con sus hijas, Mercedes y Victoria, no contó.

En 1944 Merche Daurella -fallecida en 2011- era, a juicio de ‘La Vanguardia’, «una de las muchachas de nuestra alta sociedad que goza de las mayores simpatías». Ocho años después, el mismo diario glosaba su boda rodeada de nobles y militares «con vestido blanco, de tul, y velo de lo mismo», con Alfonso Líbano Pérez-Ulibarri, aristócrata vasco, que después abrió la embotelladora vasco-navarra junto a otros adinerados locales. Su hijo Alfonso Líbano sí es uno de los pesos pesados de Cobega, a diferencia de su hija Pilar.

Victoria Daurella Franco se casó en 1953 con el financiero José María Figueras Dotti, de la familia fundadora de Cepsa, y tuvo tres hijas. Es la única tía viva de Sol Daurella (57), presidenta de Coca-Cola Iberian Partners y jefa del clan familiar. Montsunt, la matriz de sus negocios, es también una de las socias de Cobega y sus dominios africanos, y su hija Victoria sí se sienta en el consejo de administración de la embotelladora.

Álvarez-Guil

En el club de las tías con peso específico en el accionariado de las grandes empresas españolas acaba de ingresar María José Guil, quizá la tía entre las tías, tras el nombramiento de su sobrino, Dimas Gimeno, como nuevo primer ejecutivo de El Corte Inglés. A diferencia de éste, María José y las dos hijas de Isidoro Álvarez tienen un paquete accionarial decisivo en los grandes almacenes de entre un 20% y un 25% que, sin duda, harán valer en el futuro.

Masaveu

No falta esta figura en la casa de los Masaveu. Fernando Masaveu Herrero y sus cuatro hermanos controlan el 55% del imperio asturiano, pero un 4% está en poder de su tía María Josefa Masaveu Alonso del Campo y sus hijos, Martín y la ex diputada del PP Alicia Castro Masaveu. Además de los negocios familiares, los hermanos Castro disponen de una sicav (Alraya), inmuebles y centros comerciales (Alcalá Atenea).

En Chile, la Tía Rica es el nombre popular de un monte de piedad público, la Dirección General del Crédito Prendiario, que concede préstamos a familias y comerciantes que atraviesan estrecheces económicas. En la gran familia (tradicional y adinerada) española, las tías ricas envían a los administradores de su fortuna a las juntas de accionistas a cobrarse su asignación anual en la fábrica familiar de hacer dinero. Así, hasta el año siguiente. Así, hasta que se mueren y la cosa queda entre los primos.

….oOo…..

Ninguna respuesta to “Herederas silenciosas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: