Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

LA FORNARINA


La primera “famosa” Consuelo Vello.

 
Consuelo Vello; Madrid, 1885-1915
La Fornarina toma su nombre de la bella musa del célebre pintor Rafael e inspirado en la constante búsqueda de perfección del maestro florentino.
LA SINVENTURA

Quizás, la mejor definición de La Fornarina, sea la que nos brindó el escritor Antonio Zozaya:
ESTA MUJER SIGNIFICA, EL PUEBLO ASPIRANDO A MÁS ALTO ESPACIO ESTÉTICO

“En la madrileña calle de Areneros, actualmente llamada del Marqués de Urquijo, vino a nacer Consuelo Vello Cano, el 28 de Mayo de 1.884. Su padre, Laureano Vello Álvarez, un modesto guardia civil procedente de la villa orensana de Destri y su madre, Benita Cano Rodríguez, lavandera y paisana de la Cervantina Dulcinea.
Desde muy chica, Consuelo acompañaba a su madre al río Manzanares, donde ésta relimpiaba otras ropas (además de las suyas) para ayudar a la economía familiar. ¡Cuantos fríos pasaron ambas al sumergir una y otra vez sus delicadas manos en las heladas aguas del aprendiz de río…!
Por aquel entonces y tras una jornada entera lavando, ganaba Consuelo dos pesetas. La dureza del trabajo y el exiguo salario, la decidieron, seguramente, a tomar otro rumbo…”

Así da comienzo en mi libro “De Madrid al cuplé, una crónica cantada” la biografía que escribí sobre esta delicada y pícara cupletista por la que siempre he sentido especial ternura y predilección y que alcanzó, en su corta vida, enorme éxito y el cariño del público. Años más tarde de su fallecimiento, ocurrido a los 31 años, mi padre El Cipri le dedicó un cuplé titulado “La Sinventura” que en su primera parte dice así:

“Si bajas a la feria de San Isidro
acércate al recinto de los silencios
donde bajo amapolas y azules lirios
duerme La Fornarina su sueño eterno
Puede ser que su lindo polichinela
Al que ella cantando dio movimiento
vele fiel su descanso, cual centinela,
mientras penden sus hilos del firmamento”

Nombre artístico de Consuelo Vello; Madrid, 1885-1915

Cupletista española. Procedente de una familia con escasos medios económicos, Consuelo Bello fue descubierta por un cazatalentos que le proporcionó facilidades para alcanzar el éxito. Su carrera fue corta (quince años), pero triunfó en los escenarios más importantes de España y del resto de Europa.

Comenzó siendo corista en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, y más adelante pasó a representar una pantomima en el Salón Japonés de la capital española. Pronto los periodistas comenzaron a hablar de su talento y fue uno de ellos, Javier Betegón, de La Época, quien le dio el sobrenombre de La Fornarina. Su carrera continuó en el Teatro Nuevo Retiro de Barcelona, en el Salón Novedades de Valencia y en el Teatro Romea de Madrid, donde apareció en la obra musical No te fíes de los turcos. En 1904, su encuentro con el letrista José Juan Cadenas dio lugar a una fructífera colaboración entre ambos.

En 1915 tuvo lugar su primera actuación en el Coliseo dos Recreios de Lisboa, donde obtuvo un gran éxito. Ese mismo año triunfó en el Teatro Novedades de Madrid. A partir de dicha fecha le llovieron contratos en importantes teatros de la península ibérica, como el Lara y el de la Zarzuela de Madrid, y el Teatro Príncipe Real de Oporto. En 1907 se presentó en el Apollo Théatre de París, donde obtuvo excelentes críticas.

Consuelo Vello, hija de Guardia Civil y de lavandera, nació en 1884. En el mundo del cuplé conoció la fama y el dolor y paladeó el agridulce sabor de la gloria. Fue la primera gran reina del cuplé y la más sofisticada de las artistas de su tiempo, el periodo de entreguerras. Su coquetería rayaba lo sublime y su erotismo irresistible se paraba justo donde empezaría, en cualquier otra, lo liviano. Sus primeros pasos los dio en el salón Actualidades, el teatro Romea y el Kusaal Central, donde en 1907 estrenó “Aventuras de don Procopio en París”, de Cadenas y Retana. Años más tarde, cantó en el Apolo madrileño el cuplé “Mi debut en provincias”, de Retana y Aquino, todo manifiesto del género que le llevó a la gloria.

Tuvo el acierto de traer a este Madrid provinciano los modos y maneras desconocidas, de ese París, que se había rendido a sus pies tras el estreno de ” Clavelitos”. Con sus desplantes madrileños intentaba remedar el matiz delicioso de los cuplés franceses. Fue la primera en hacerlo y esto unido al escándalo que envolvía a su persona (un pasado turbio de prostitución del que nunca se llegó a diferenciar la realidad de la leyenda), la convirtió en una artista única en su tiempo.

Su recuerdo ha quedado inalterable, pues murió joven, en pleno triunfo, y no tuvo el pesar de sobrevivirse; dejó tras de sí una estela de admiración, legendaria, como lo fue en vida su simpatía irresistible. Para su público sería un verdadero tormento recordarla en su última creación; una triste melodía que Consuelo había cantado a comienzos de 1915, el año triste de su muerte, y que en su interpretación, alejada de su picardía y exuberancia habituales, parecía captarse una presentida despedida definitiva; era ya una mujer enferma la que lloraba así su último cuplé:

En mi país, en mi país,

Lejos, muy lejos de París, sí,

Un rincón tendré, que cuidaré

Para reposar

Y descanso buscar.

Y cuando ya un día yo,

Como un juguete que pasó,

Al olvido el público me dé,

Cuando cante mi último cuplé.

En mi país, en mi país,

Mi canción os cantaré.

….oOo…..

Una respuesta to “LA FORNARINA”

  1. Siempre me es muy grato que se ocupen de mis “colegas en el tiempo”. Ellas fueron musas de una época fascinante donde las pasiones afloraban pese a la censura.
    Y si, encima en este recuerdo, se menciona lo que sobre ellas escribí, miel sobre hojuelas.
    Por La fornarina sienro especial simpatía, quizás por su candorosa picardía, su vida desdichada, su temprana muerte.
    Así que, muchas gracias, Alberto.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: