Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

“Ramper, la risa y el dolor”.


Ramper

(Ramón Álvarez Escudero; Madrid, 1892 – Sevilla, 1952)

Artista y humorista español que alcanzó fama en el mundo del circo y después como humorista escénico, faceta en la que sobresalió por sus chistes inteligentes y mordaces.

Nacido en el seno de una familia muy humilde, desempeñó desde joven todo tipo de oficios, entre ellos el de vendedor de periódicos, aprendiz de barbero y carpintero. Se enroló en una compañía circense después de haber sido vendedor de agua durante las funciones. Junto a su hermano Pedro y bajo el nombre artístico de “Los Rampers”, realizó, bajo la carpa, números de equilibrismo. Debutó en el local donde actualmente está emplazada la Sala Olimpia y llegó a convertirse en la principal atracción del Price. Tras la trágica muerte de Pedro en 1920 en la playa de San Sebastián, continuó en solitario su carrera artística.

Actuó también como humorista, para después combinar ambos números en un espectáculo de gran éxito. La calidad de sus chistes, unida a su original forma de contarlos, creó un estilo particular que mereció los elogios de prestigiosas plumas de la época (Jardiel Poncela, Emilio Carrère), a pesar de lo cual sus últimos años transcurrieron entre el olvido y la penuria económica.

“¡Hagan corro, señores! ¡Hagan corro para ver al hombre de goma, que se retuerce aunque no coma! ¡El hombre bisagra, al que se le doblan las magras! ¡El hombre churro!…” Estamos en los primeros años del siglo XX, antes de la guerra civil española. Madrid es una ciudad campechana y un jovencillo inquieto se empeña en ser artista. Con el tiempo se convierte en uno de los personajes más populares de España y en uno de los payasos mejor pagados de la época. Es Ramper, inigualable en su espontaneidad, protagonista de la espléndida biografía escrita con mucha gracia castiza por Leocadio Mejías en 1957, titulada 

“Ramper, una vida para la risa y el dolor”.

En él, hay un breve capítulo dedicado a Frivolinas (1927), a la que el autor considera la primera revista cinematográfica del mundo.
Personaje muy popular durante la Guerra Civil española por todos los chistes que le atribuían (el triste asunto le tocó en la zona republicana), después de esta no tuvo problemas con los vencedores y el homenaje que le tributó el pueblo de Madrid en el Circo Price después de su muerte (acaecida el 5 de enero de 1951) fue muy popular, contándose entre los asistentes grandes figuras de las artes, el espectáculo y personalidades políticas. La noticia, por relevante, la recogió el NODO, el noticiario cinematográfico de la época.
Esto es lo que se puede leer en la sobrecubierta del libro:

“Ramper, el fabuloso caricato español, llenó de gracia toda una época de la vida española. Sus agudezas, la alegre espontaneidad de sus respuestas a las intromisiones del público durante su trabajo, se repetían de boca en boca para la risa. Y sin embargo, era un sentimental. Por paradoja cruel, las adversidades se cebaron en la vida del hombre que hacía reir y, muchas veces, mientras las carcajadas explotaban en su torno, una lágrima rodaba por sus mejillas”.

Uno más para nuestra lista de payasos tristes.

Ramper protagonizó tres cortometrajes firmados por el pionero del cine sonoro en España, Feliciano Vitores, que había comprado la patente del sistema Phonofilm a su inventor Lee De Forest. Los tres títulos rodados en 1928 fueron: Cuando fui león, En confesionario y Va usted en punto con el banco. A juzgar por otros de la misma serie y realizador debieron de ser planos fijos de unos cuatro minutos de duración en los que todo se fiaba a la popularidad del intérprete y la gracia de su parlamento. Bastante primitivo, pero un documento valiosísimo que, por desgracia, hoy no podemos contemplar al haber desaparecido tanto el negativo como las copias.
La popularidad como caricato de Ramper fue tal, que su personaje llegó a protagonizar un corto de dibujos animados de la serie “Garabatos” que dibujó y dirigió Enrique Ferrán “Dibán” entre 1943 y 1945.

6 comentarios to ““Ramper, la risa y el dolor”.”

  1. Me gustaria saber más de Ramper, estoy muy interesado en su vida artistica escuchaba a mi abuela Ana Maria que me decia una y otra vez anda ya hiciste otra de Ramper, hace unos dias llegó a mis manos un libro titulado RAMPER una vida para la risa y el dolor y madre mia que ARTISTAZO , IMAGINATIVO, GRANDE, si pudiera ponerse en contacto conmigo me gustaria seguir investigado la vida maravillosa de este gran artista.
    Un saludo, Juan José Burgos

  2. Soy Francisco, de 1925,al final de la guerra civil en el escenario que actuaba salia contando un chiste y le metieron en la carcel, por ello. El chiste , salia a escen a con mucha basura , y le preguntaba el publico, ¿pues salia con un farol Ramper que buscas ,y el contestaba, La PAZ honrosa ? y esto no gusto y le metieron preso. .

  3. Me llamo Felisa y nací en el año 1926, aproximadamente con 15 años, en plena postguerra (hacia 1940), tuve la oportunidad de verle actuar en un teatro de Madrid, cuyo nombre no recuerdo, salia Ramper al escenario con serrín en una mano y un cuadro de Franco en la otra, esparcia el serrín por el escenario diciendo “serrín de Madrid” (se rinde Madrid) “y a este le vamos a colgar” (señalando el cuadro de Franco), provocando fuertes aplausos entre el publico.
    Sirva este recuerdo como homenaje a su memoria. Saludos.

  4. El chiste de “serrinde Madrid” (se rinde Madrid) lo hacía Ramper durante la guerra civil en el Madrid rojo, y casi se lo cargan, en particular los comunistas, que le odiaban y siempre han tenido muy escaso sentido del humor.

    Lo del cuadro de “a este le vamos a colgar” no se refería a Franco, sino que era también un chiste sobre un preboste del régimen; era habitual que se metiera con Serrano Suñer, pero no sé si era sobre este.

  5. no he tenido la satisfacción de conocerlo personalmente, pero sí de oidas, a través de un amigo, sr. Torralba.Tuvo que ser un hombre muyinteligente y osado, para expresar, en tiempos muy dificiles lo que nadie se atrevía a decir.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: