Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… ¡ y hasta aquí puedo escribir !

“Dichos y hechos de la Historia”.


Frases y dichos historicos

         

Lo bien dicho bien parece 

  • Cuántas citas y frases famosas usamos en nuestro lenguaje diario, pero ¿estamos seguros de usarlas y decirlas de forma correcta?.
  • El filólogo y catedrático José Antonio Monge aclara cualquier duda en “Dichos y hechos de la Historia.
  • Gran parte de las citas de nuestro lenguaje corriente proceden de la historia y la tradición greco-latina.
  • Los dichos, de utilizarlos, mejor hacerlo con propiedad, porque a veces se emplean fuera de contexto solo porque parecen cultos.
  • La tradición bíblica, que ha dado una cantidad enorme de dichos de uso muy popular.
  • Otra gran fuente de dichos es “la historia popularizada” con expresiones que “aprendíamos en la escuela” como “París bien vale una misa”, “ni quito ni pongo rey pero ayudo a mi señor” o el “tanto monta, monta tanto” de los reyes Católicos.
  • ¿De dónde vienen algunas de las citas más populares? 

Relacionados

Azulejo

Terra Noticias / Agencia EFE…09 Mayo 2011

Obtener una “victoria pírrica”, ofrecer una “resistencia numantina”, “quemar las naves” o creerse “el ombligo del mundo”. Todas estas frases forman parte de nuestro lenguaje corriente, aunque llevados por el uso popular no siempre se conoce su origen, ni se dicen de manera correcta, ni se usan en el momento justo.

El catedrático de Latín José Antonio Monge es un apasionado de estas expresiones y ha recopilado 140 en su libro “Dichos y hechos de la Historia”. Un viaje curioso y, a veces, sorprende por el origen de nuestro idioma, para el que Monge encontró su inspiración en el humanista y filósofo Erasmo de Rotterdam.

Para encontrar el origen de cada frase ha rastreado en la historia y la tradición literaria hasta encontrar la primera vez que aparecen y ha seguido su evolución, señala Monge, quien asegura ha sido un proceso “divertido”. Aunque, “quizás el origen de todo” esté en que fue profesor de Latín y una de las formas de atraer la atención de sus alumnos era “utilizar la explicación de los dichos latinos en la lengua culta y la literatura española“.

Julio César, el gran citado

Julio Cesar es uno de los grandes citados (Agencia: EFE)

No en vano, gran parte de las citas de nuestro lenguaje corriente proceden de la historia y la tradición literaria greco-latina. En el libro de Monge dos de los personajes más citados son el poeta lírico y satírico latino Horacio y Julio César, cuyo “prestigio histórico” ha contribuido a “perpetuar muchas fases, auténticas o atribuidas”, escribe en su libro.

Quizás, la más famosa sea la que pronunció antes de su golpe de Estado: “Alea iacta est”, que se traduce como “la suerte está echada”, aunque de manera literal sería “los dados han sido tirados”. No menos conocida es “veni vidi vinci”, que usó para describir su campaña fulgurante contar el rey de Ponto, e incluso su muerte, el 15 de marzo de 44 aC, dejó a la posteridad la expresión: guárdate de “los Idus de marzo”, que le dirigió un adivino antes de ser asesinado.

Y de dónde vienen

 

“Casarse es como meterse en una tina de agua caliente. Una vez te has acostumbrado, ya no esta tan caliente.”

Los orígenes de las frases históricas son “muy variados”, pueden ser históricos, literarios, “muchas veces son apócrifas y se atribuyen a personajes o épocas históricas, pero no está demostrado. Estos son los más populares”, explica el experto.

Lo que está claro es que “se usan con muchísima frecuencia”. Si miramos en la prensa “seguro que encontramos alguna de las que hay en el libro”, asegura Monge, aunque admite que su uso es menos frecuente entre los más jóvenes, y es que hay “una cierta relación entre la familiaridad con los dichos y la afición a la lectura”. “Hay un empobrecimiento del idioma porque hay una pérdida del hábito de la lectura. La cultura se transmite fundamentalmente a través de la traición literaria, de manera que si no se bebe de esa fuente es muy difícil mantener un nivel cultural rico”.

Frases de la Biblia

La tradición bíblica ha dado una gran cantidad de dichos de uso muy popular (Agencia: EFE)

Además de la tradición greco-latina, otra gran fuente de dichos es “la historia popularizada” con expresiones que “aprendíamos en la escuela” como “París bien vale una misa”, “ni quito ni pongo rey pero ayudo a mi señor” o el “tanto monta, monta tanto” de los reyes Católicos.
 
Tampoco hay que olvidar la tradición bíblica, que ha dado “una cantidad enorme de dichos de uso muy popular”, muchos de ellos procedentes de las explicaciones y lecturas que se daban en misa. Es raro encontrar alguien que no haya usado alguna vez la expresión “tiempos de vacas flacas”, para referirse a una mala racha económica, cuya historia arranca de José, uno de los doce hijos del patriarca Jacob, “Por un plato de lentejas” tiene su origen en el Génesis, “ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio, se cita en el Evangelio de San Mateo.

Cuidado con lo que se dice

Dichos, frases y refranes con historia.

Saber de dónde viene un dicho no sólo es “divertido” sino también interesante y útil pues, “de utilizarlos, mejor hacerlo con propiedad, porque a veces se utilizan fuera de contexto y sin tener mucho sentido solo porque parecen cultos”.

Entre los dichos “peor dichos”, Monge destaca la frase de tradición literaria clásica “ponerle a uno como chupa de dómine”, que quiere decir “poner a alguien verde”, en referencia al blusón (chupa) que llevaban un tipo de clérigos dedicados a la primera enseñanza, y que es común que se diga “como chúpame dómine” “Roma no paga traidores se atribuye a un personaje que quizás no lo dijo nunca, pero es un dicho muy usado, o ‘el talón de aquiles’” se emplea mucho. Estaría muy bien que todo el mundo supera de lo que habla”, considera el experto.

Hernan Cortés no mando “quemar las naves” al inicio de la conquista de México, sino inutilizarlas barrenándolas, y tampoco fue él al primero que se le ocurrió la idea sino que “contaba con eximios ejemplos en la antigüedad, en la Edad Media y en su misma época”.  Aunque a Monje le es difícil decantarse por una frase histórica como su favorita, finalmente elige una poco conocida: “como enanos a hombros de gigantes”. Un tópico de la escolástica medieval, que algunos atribuyen a Newton y que en la actualidad “cada vez es más corriente leerla u oirla con un sentido meramente retórico o protocolario, en preámbulos con tufo a falsa modestia“.

….oOo….

Ninguna respuesta to ““Dichos y hechos de la Historia”.”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: