Albherto's Blog
Argonauta, en busca del Vellocino de Oro. Una navegación diaria por la blogosfera… y hasta aquí puedo escribir.

Misterios de la Ciencia


Algunos descubrimientos recientes no lo son tanto

  • En el último lustro los científicos han logrado descifrar las claves de diversos fenómenos que hasta ahora no habían sido bien explicados.
  • Las razones de la formidable acústica del teatro del Epidauro.
  • El mecanismo que protege los ojos tubulares de cierto pez abisal.
  • Las causas de que un día de 1780 el cielo se oscureciera de repente.
  • Las calaveras necesitaron de un instrumento curvo para ser pulidas, por lo que no pueden ser aztecas
  • Pruebas de ADN en la mandíbula del esqueleto refutaron las conclusiones de la primera investigación

Algunos de los fenómenos para los que, hasta hace poco, no existía una explicación científica rigurosa. (Imagen: ARCHIVO)

20MINUTOS.ES. 24.01.2010

Lo que los aficionados a lo paranormal consideran misterios, los científicos, más modestos y precisos en sus juicios, lo consideran simplemente fenómenos de los que no se conocen sus causas. En los últimos años, la lenta y concienzuda maquinaria del método científico ha dado una explicación racional para algunos de estos fenómenos.

La acústica del Epidauro

Teatro de Epidauro

El teatro del Epidauro (siglo IV a. C) es una de las joyas arquitectónicas de la Grecia clásica entre otras cosas por su fantástica acústica, que permite a los 15.000 espectadores -el aforo máximo del edificio- escuchar con una nitidez asombrosa las voces de los actores.

No ha habido una explicación convincente de las razones de su genial resonancia hasta hace unos años, cuando un equipo de la Universidad de Georgia descubrió que el material de los sillares –piedra caliza- tiene la propiedad de absorber el sonido ambiente reduciendo de esta forma el ruido. Lo que ahora aún no se conoce es si sus constructores estaban al tanto de las propiedades acústicas del material o bien su uso se trató de una casualidad.

El origen de las calaveras de cristal

Cráneo de cristal

Las calaveras de cristal son uno de los objetos predilectos de los pseudoarqueólogos y buscadores de tesoros varios. La última película de la saga de Indiana Jones las situó brevemente bajo el foco de la actualidad.

El mito sitúa sus orígenes en la civilización Azteca. Pero las técnicas de datación y reconstrucción arqueológicas lo desmienten. En 2008, un equipo multidisciplinar formado por científicos británicos y estadounidenses examinaron algunos de estos cráneos (concretamente los del Smithsonian y el Museo Británico) con rayos X.

Gracias a esta técnica se pudo conocer en detalle las particularidades de las superficies de los objetos. La conclusión: la manera en que fueron tratadas algunas partes de la calavera necesitaron de un instrumento curvo, y la cultura azteca desconocía estos instrumentos. El verdadero origen de estas calaveras, otrora misteriosas para algunos, es así pues bastante prosaico: fueron cortadas de una pieza de cristal brasileño en Europa y, posteriormente, se las hizo pasar por genuinas piezas precolombinas.

Y de pronto, se hizo la oscuridad

Bosque en llamas

El 19 de mayo de 1780 amplias zonas de Nueva Inglaterra y Canadá se quedaron a oscuras en pleno día. Algunos suelen explicar el fenómeno, incluso en nuestros días, en clave mágico-religiosa. 230 años después, la ciencia ha proporcionado una explicación coherente para la que los partidarios de milagros no tienen respuesta.

Un equipo de la Universidad de Missouri concluyó, tras una serie de experimentos, que un gigantesco incendio en una región cercana a Ontario fue lo que realmente provocó que el cielo se oscureciera de repente aquel día de mayo.

Qué no son las ‘caras’ de Marte

Fotografía de la «Cara» en Marte, tomada por el Mars Global Surveyor

Las conocidas como ‘caras de Marte’ son un rasgo distintivo en la superficie del planeta rojo ubicados en la región de Cidonia. Reciben su nombre del parecido con que el ojo humano las percibe. Esta región fue fotografiada por vez primera en 1975 por la sonda Viking.

Desde entonces, creyentes de lo paranormal han utilizado dichas imágenes como evidencia de vida inteligente en Marte. En 2003 una cartografía en 3D de la zona realizada por la Mars Express echó por tierra estas variopintas explicaciones: las caras eran en realidad lo que suelen ser en el planeta Tierra cuando se da un fenómeno parecido: parte de un sistema montañoso.

Sus ojos en forma de tubos

Los Macropinna microstoma son una especie de pez que habita las profundidades abisales del océano y posee unos fascinantes ojos tubulares. Su particular anatomía ha traído de cabeza a los zoólogos durante décadas desde su descubrimiento en 1939.

Recientemente, gracias a un vehículo con el que se logró estudiar el comportamiento de algunos ejemplares en su hábitat natural, se pudo conocer mejor la fisiología de estos extraños animales: un escudo transparente relleno de un líquido igualmente traslúcido recubre sus cabezas y permite al ojo realizar correctamente su función.

Los anteriores experimentos para conocer su anatomía habían fracasado debido a que, cuando un ejemplar de este pez es capturado, pierde la membrana transparente por el contacto con las redes de pesca.

El ‘bebé desconocido’ del Titanic

Willy Stöwer: Untergang der Titanic (El hundimiento del Titanic).

Días después del hundimiento del Titanic, el cuerpo sin vida de un bebé fue recuperado de Océano Atlántico. Tras consultar la lista de pasajeros, no se pudo identificar y acabo enterrado en Nueva Escocia bajo una tumba que decía, secamente, “el chico desconocido”.

En 2001, investigadores de la Universidad de Lakeland en Notario obtuvieron permiso para exhumar sus restos. Y, tras un proceso de cotejo de documentación, afirmaron haberle devuelto la identidad al bebé: Eino Panula.

Sin embargo, en 2007, pruebas de ADN realizadas en la mandíbula del esqueleto refutaron las conclusiones de aquella primera investigación. El verdadero nombre del muchacho fallecido era Sidney Goodwin, que resultó ser el menor de seis hijos de una pareja de inmigrantes ingleses, Fred y Augusta. Los restos de sus padres y de sus cinco hermanos nunca fueron hallados.

Los casi infinitos movimientos en las damas

Tablero de damas convencional.

Las damas, uno de los juegos de ingenio más populares desde hace varios cientos de años, es también uno de los más imprevisibles. La informática ha tratado desde hace varias décadas de descifrar el número casi infinito de movimientos.

En 2007, investigadores de la Universidad de Alberta lograron gracias a la conexión en red de 200 ordenadores describir todas las posibles acciones de una partida de damas y determinar cuál es, a cada momento, el movimiento correcto.

…..oOo…..

Ninguna respuesta to “Misterios de la Ciencia”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 45 seguidores

%d personas les gusta esto: